Eliminación de las varices

Las varices son agrupaciones pequeñas de venas de color morado, rojo o azul que suelen aparecer en muslos, tobillos o pantorrillas. Las arañas vasculares no suelen doler, aunque tienen una apariencia un tanto indeseable. Por el contrario, las venas varicosas sí que suelen ser más molestas. Las varices aparecen por una serie de diferentes razones, … Continúa leyendo Eliminación de las varices

Las varices son agrupaciones pequeñas de venas de color morado, rojo o azul que suelen aparecer en muslos, tobillos o pantorrillas. Las arañas vasculares no suelen doler, aunque tienen una apariencia un tanto indeseable. Por el contrario, las venas varicosas sí que suelen ser más molestas.

Las varices aparecen por una serie de diferentes razones, entre los que encontramos el aumento de peso, la obesidad, cambios hormonales, genética, algunas medicinas, actividades físicas que nos obligan a estar mucho tiempo de pie o sentado y por el embarazo.

Si bien es cierto que aparecen tanto en hombres como mujeres, es mucho más frecuente verlo en mujeres. Esto es debido, en parte, al papel que juegan las hormonas femeninas en su aparición, así como otros factores como el embarazo, el consumo de anticonceptivos orales y tratamientos de reemplazo hormonal.

La escleroterapia es un excelente procedimiento muy común y eficaz que se utiliza para el tratamiento de las varices. Existen dos métodos diferentes para el tratamiento de las arañas vasculares, ambos realmente simples y no invasivos. Un médico con la experiencia y el conocimiento suficientes podrá eliminar tus varices de manera sencilla y permanente.

¿Por qué aparecen las varices?

Ya hemos visto que las varices suelen aparecer sobre todo en mujeres, por causas mayoritariamente genéticas y hormonales. Las hormonas que producen los ovarios tienden a relajar las fibras musculares que cubren la pared venosa, lo que favorece la aparición de varices.

El embarazo también es una de las causas más comunes de las varices. Durante este proceso, se suman varios factores. En primer lugar, se aumenta la cantidad de sangre que circula por las venas de la mujer. En segundo lugar, el feto comprime las venas de la pelvis durante toda su gestación. Finalmente, están las hormonas que produce la placenta.

Otras causas pueden ser: las tromboflebitis, obesidad, el uso de anticonceptivos o de hormonas, estar de pie o sentado durante mucho tiempo, vestir con ropa o calzado ajustado o el contacto directo de calor con nuestras piernas.

Por lo general, estas varices no ponen en riesgo la salud y la seguridad el paciente. Sin embargo, es cierto que pueden afectar su calidad de vida por las molestias que llegan a ocasionar e incluso por cierta invalidez que puede existir, sobre todo si se padece una úlcera.

La cirugía para eliminar las varices

Las varices se tratan normalmente con láser o con inyecciones terapéuticas. En la primera visita con tu médico, se puede determinar cuál es el método más indicado para el paciente en cuestión.

Por un lado, en el tratamiento con láser, el médico identificará las venas que se deben tratar. Por lo general, se empieza por las venas más grandes. No se necesita sedación, pero se puede aplicar un anestésico tópico para aliviar las posibles molestias al paciente durante la intervención.

Cuando el paciente está preparado, se administra la luz intensa del láser sobre cada vena que se debe tratar y esta absorbe la energía de la luz por una serie de pulsos. Esta energía permitirá que la coagulación se deshaga y la vena se cierre hacia abajo.

Para evitar un calentamiento excesivo de la zona, se utiliza un método de enfriamiento durante el proceso. Hoy en día, se han popularizado los láseres autorrefrigerantes.

Es posible que el paciente note cierta incomodidad durante el tratamiento. Cuando se acabe, la zona puede experimentar inflamación y puede que se enrojezca. Si la vena tratada está en la superficie de la piel, incluso pueden formarse costras o ampollas. A partir del primer o segundo tratamiento, el paciente notará una notable mejoría.

Por otro lado, en la eliminación de varices con inyecciones, el médico debe determinar el estado de las venas con un aparato de ultrasonido portátil. Este dispositivo se encarga de detectar el flujo de retorno sanguíneo que se produce en el interior de las venas. Este tratamiento suele tener una duración de entre 15 y 45 minutos y se mantendrá al paciente acostado sobre una mesa de examen.

Antes de empezar, debemos limpiar bien la zona y entonces se inyectará un agente esclerosante. Se suele inyectar una inyección por cada dos centímetros y medio dentro de las áreas designadas a la vena. Así pues, se administran una media de entre 5 y 40 inyecciones en cada sesión. Las molestias que puede sentir el paciente son mínimas, por lo que no se requiere aplicar ningún tipo de sedación.

Cuando el proceso se ha acabado, se pondrá al paciente unas vendas y medias de compresión para cubrir toda la zona. Se realizará una visita de seguimiento del tratamiento aproximadamente un mes más tarde.

¿Cuáles son los riesgos de una cirugía para eliminar varices?

La escleroterapia es un procedimiento sencillo y seguro para eliminar esas molestas arañas vasculares. Sin embargo, debemos ser conscientes de que cualquier tipo de procedimiento médico conlleva ciertos riegos. Algunos de los riesgos relacionados con la eliminación de varices están asociados a la medicina general, aunque existen algunos concretos.

Los factores de riesgo pueden aumentar en pacientes que tienen problemas de salud. Además, existen algunas condiciones que pueden impedir al paciente someterse a estos tratamientos. Estamos hablando de temas como problemas sanguíneos, hepatitis, diabetes, problemas de corazón o con la circulación sanguínea.

Las complicaciones concretas son muy poco frecuentes, pero siempre se pueden dar. Puede ser que haya reacciones alérgicas a las inyecciones de fluidos, cierta inflamación, coágulos de sangre, mayor visibilidad de las venas, pequeñas cicatrices y hasta una pigmentación desigual de la piel. Si aparece cualquiera de estas complicaciones, tu médico puede tratarlas posteriormente.

Resultados del tratamiento de varices

Estos métodos de eliminación de varices ofrecen unos resultados permanentes, aunque es obvio que no pueden prevenir la aparición de nuevas. Son tratamientos poco invasivos, si lo comparamos con otras técnicas quirúrgicas, ya que no necesitamos anestesia ni incisiones, por lo que nos evitamos cualquier complicación que pudiera surgir en ese sentido.

Al acabar, tendremos algunas limitaciones durante poco tiempo, pero no requiere un verdadero periodo de inactividad. El procedimiento proporciona unos resultados estéticos excelentes y una apariencia perfecta. Por tanto, tanto tu calidad de vida como tu autoestima mejorarán en gran medida. Si sufres de varices, sin duda, estamos ante el tratamiento perfecto para ti.

Puedes ver también

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?