La cirugí aplastica sindrome downEl síndrome de down, un problema que se da en muchos recién nacidos, si hay algo que puede caracterizar a las personas que tienen el síndrome, es en el aspecto, el cual particularmente llegan a tener un parecido en casi muchos. ¿ Esposible una cirugía?

Esta es la historia de Julio Camblor, el cual decidió realizarse una cirugía, para poder tener un cambio facial. Se calcula que en España casi 32000 personas padecen de esta modificación genética, el cual es responsable el cromosoma extra en el par 21.

El apunta que siempre padecerá del síndrome, sin embargo luego de la intervención se siente mucho mejor, cuando se mira al espejo nota un cambio, el cual genera satisfacción en él. Quizás muchos ya se estén preguntando ¿ es posible que haya un cambio notorio luego de la cirugía?

Lo que hay que tener en cuenta es que la realización de una cirugía no va directamente con el cromosoma, pero si mejorará algunas facciones del rostro. El objetivo de la cirugía plástica es digamos generar una aceptación social. Muchas de las asociaciones que están ligadas al Síndrome de Down no están de acuerdo en que se practique la cirugía a personas que padecen este síndrome.

Lo que se da con frecuencia en las intervenciones es la glosoplastia y la cantoplastia. Por ejemplo el caso de glosoplastia, se realiza con la finalidad de que ellos pronuncien mejor o también la idea será darle estética a la zona. La cantoplastia, tiene por finalidad disminuir la expresión achinada.

Estadísticamente no se puede saber la exactitud de personas que sufren el síndrome de down, el cual se hayan sometido a operación estética. Muchos han acudido a Particulares, clínicas privadas o en algunos casos el hospital Gregorio Marañón, que son subvencionadas por la entidad pública. Este información fue recogida del sitio el país.com

En las intervenciones que se hacen también está: el mentón, nariz y pómulos. Se van a colocar prótesis, estarán prohibidas en caso haya finalizado la etapa de crecimiento. En cuanto a los ojos pueden realizado en cualquier momento, en caso de la lengua, según la recomendación, es para niños, aunque hay algunos que oponen a esta conclusión.

Julio cree que detrás de las opiniones en contra de la cirugía plástica hay cierto miedo de los padres a la operación y asegura que él se siente mucho mejor ahora. Él se operó los ojos, la nariz, el mentón y alguna otra cosa más que no quiere decir. “Sólo unos cuantos retoques”, bromea. Cuenta que lo hizo para dar un cambio radical a su vida y que su nueva imagen le ha dado más seguridad para relacionarse. “Me ha servido para hacer más amigos. Soy valiente y decidido y por eso no tuve miedo a operarme”, señala. Pese a todo, Julio reconoce que a veces percibe “un poquito de discriminación”. “No lo dicen pero sé que a veces están pensando que no les entiendes. Pero en general no es así y todo el mundo te acepta como eres”, concluye.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?