El Lifting Facial también conocido como “estiramiento facial”, es una cirugía estética que tiene como principal objetivo desaparecer las arrugas de la piel mediante una Cirugía Estética realizada por un especialista.

El lifting facial te ayuda a mejorar aquellos daños visibles de tu rostro producto del envejecimiento natural. Para ello, existen Lifting Facial con y sin cirugía (lifting láser), donde cada uno de ellos se aplica según las necesidades del paciente en conjunto con las recomendaciones del Cirujano Estético.

Procedimiento de un Lifting Facial

Las arrugas aparecen con el paso de los años, habitualmente alrededor del cuello, boca, nariz, ojos (conocido como patas de gallo) y rostro en general. Estas arrugas aparecen producto del envejecimiento natural o de una baja de peso considerable, tanto en los hombres como en las mujeres.

Para empezar, el Cirujano Estético efectuará un previo chequeo para determinar el tipo de piel entre otros factores más para que la intervención sea exitosa. Y ya en la intervención se procede a estirar la piel y quitar todos los excesos de grasa, rellenando la piel y tensando algunos músculos de la cara. La operación dura aproximadamente entre 2 a 6 horas, esto dependerá mucho del análisis del Cirujano Estético, así como de la zona que será intervenida.

Asimismo, el lifting facial se efectúa con anestesia general o anestesia local, esto lo determinará el médico. Para el caso de la anestesia general el paciente dormirá profundamente, mientras que en la anestesia local el paciente está consciente de todo lo que sucede a su alrededor, en ambos casos no se siente dolor.

Una vez terminada la cirugía estética, el paciente permanecerá en observación aproximadamente 24 horas, todo dependerá del tipo de tratamiento.

Te aconsejamos tener paciencia, el aspecto de tu rostro irá mejorando poco a poco y en 2 semanas aproximadamente ya podrías volver a tus labores normales.

Cabe mencionar, que el Lifting Facial también se puede combinar con otros tratamientos estéticos, tales como: rinoplastia, blefaroplastia, entre otros.

También te puede interesar los siguientes los temas:

Técnicas de lifting facial más populares

Lifting de cara y cuello (cervicofacial): Es una liposucción que extrae la grasa acumulada en la zona submandibular, más conocida como papada.

Lifting de tercio medio: Esta técnica te ayuda a mejorar la zona de la órbita y los párpados, dando como resultado un rostro más rejuvenecido.

Lifting frontal: Se encarga de reducir las arrugas del entrecejo, frente, así como elevar tus cejas, con el objetivo de eliminar el aspecto cansado o enojado de tu cara.

Lifting facial líquido: Es un método no quirúrgico que consiste en usar un líquido inyectable que recupera el volumen y la juventud natural del rostro.

El lifting facial endoscópico: También lo pueden realizar personas jóvenes con poca flacidez en el rostro. Se aplica mediante un endoscopio con incisiones pequeñas y el procedimiento es ambulatorio.

Lifting SMAS: Es un lifting tradicional que afecta a las capas superficiales de tu piel y los tejidos más profundos de la cara y el cuello.

¿Qué es Lifting sin cirugía?

Es un tratamiento estético en el que se aplican unas técnicas especiales sin ningún tipo de sedación o anestesia, que tiene como fin mejorar naturalmente la belleza del rostro de las personas.  Los resultados finales los puedes ver luego de varias sesiones, mediante el uso de varios inductores de colágeno.

Entre los principales beneficios del Lifting sin cirugía tenemos a los siguientes:

  • Usa lo último en tecnología
  • Los resultados son casi instantaneos
  • Suaviza las arrugas y las líneas de expresión.
  • Mejora el aspecto de tus pómulos.
  • Te ayuda a reducir la papada.
  • Recupera el aspecto joven de tu rostro.
  • Elimina las líneas de la mandíbula

Conclusión

Sin duda, el Lifting es la Cirugía Estética con mayor demanda en hombres y mujeres, ya que ofrece resultados excelentes en poco tiempo a comparación de otros tratamientos. Por tanto, si piensas hacerte algún Lifting Facial te aconsejamos buscar una Clínica Estética que cuente con profesionales especialistas y la tecnología adecuada.

También te puede interesar los siguientes los temas:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?

¿Qué es el lifting facial?

El envejecimiento de nuestro rostro es un proceso inevitable. Con el tiempo, la piel de nuestra cara y de nuestro cuello empieza a aflojarse. Aparecen patas de gallo en las esquinas de los ojos. Se crean líneas de expresión en nuestra frente. La mandíbula se ablanda y se crea papada debajo de la barbilla. La … Continúa leyendo ¿Qué es el lifting facial?

El envejecimiento de nuestro rostro es un proceso inevitable. Con el tiempo, la piel de nuestra cara y de nuestro cuello empieza a aflojarse. Aparecen patas de gallo en las esquinas de los ojos. Se crean líneas de expresión en nuestra frente. La mandíbula se ablanda y se crea papada debajo de la barbilla. La herencia, los hábitos personales, la fuerza de la gravedad y la exposición al sol son algunos de los factores que contribuyen al envejecimiento de nuestra cara. Conforme la población envejece, la popularidad del lifting fácil aumenta.

A medida que envejecemos, también lo hace nuestra piel. Lentamente, va perdiendo su capacidad elástica, esa capacidad que le permite volver de nuevo a su estado natural. Por desgracia, cuando se habla de un lifting facial y de las arrugas, estas no están realmente en la piel, sino que están en los músculos de nuestra cara.  Así como le pasa a la piel, nuestros músculos faciales también decaen.

Si te vas a realizar un lifting facial, deberás ser consciente de varias cosas. Para empezar, con el lifting, tensamos la piel de la cara. Lo que tenemos debajo, nuestros músculos, no se ven afectados, por lo que es probable que no se eliminen del todo las arrugas tras el procedimiento.

Es esa estructura subyacente de hueso y músculo la que convierte cada rostro en único. El lifting facial se encargará de estirar nuestra piel para intentar mejorar nuestro aspecto. Para cambiar otro tipo de estructuras, se necesitará recurrir a otros procedimientos.

Si el cirujano es capaz de restaurar algunos músculos y otros tejidos blandos, esto te ayudará a tener un aspecto aún más juvenil tras el proceso. Para ayudar más con las arrugas, también te puedes someter a otros procedimientos no invasivos, tanto antes como después de la cirugía para acabar de rejuvenecer tu piel y eliminar un gran porcentaje de arrugas.

Cuando se trata del lifting facial, también debemos recordar que solo se centra en la parte inferior de la cara. Si quieres que se tenga en cuenta la parte superior, como las cejas y la frente, tendrás que hablar con el cirujano, pues son tratamientos diferentes.

Durante los años, se ha podido crear cierta polémica por los liftings que no se han realizado correctamente. Sin embargo, si consigues un buen cirujano con un buen equipo, es un tratamiento totalmente seguro y eficaz.

¿Quiénes necesitan lifting facial?

Podríamos definir un lifting facial como ese procedimiento quirúrgico que mejora los signos visibles del envejecimiento de la cara y el cuello. Algunos de esos signos son:

  • Flacidez general de la cara
  • Arrugas profundas debajo de los párpados inferiores
  • Pliegues profundos a lo largo de la nariz que se extienden hasta la esquina de la boca
  • Grasa que ha caído o desaparecido
  • Pérdida de tono de la piel en la parte inferior que crea papada
  • Piel suelta y exceso de depósitos grasos debajo de la barbilla y mandíbula

La pérdida de contornos juveniles en la cara puede ser debido a una gran variedad de factores, incluyendo la herencia, la gravedad, condiciones ambientales y el estrés. Los procedimientos de rejuvenecimiento suelen realizarse en conjunción con otros tratamientos, tales como levantamiento de cejas, un lifting de la frente o la cirugía de párpados para rejuvenecer la zona de los ojos.

Por otro lado, debes tener claro que un lifting facial no va a cambiar tu aspecto fundamental y no puede detener el proceso de envejecimiento. Además, una cirugía estética solo se puede realizar mediante la cirugía. Es cierto que existen otro tipo de procedimientos no quirúrgicos que intentan obtener el mismo resultado, pero solo retrasarán el momento de realizarse un lifting facial.

Al igual que con otros procedimientos cosméticos, para que una persona esté satisfecha con los resultados debe tener unas expectativas claras y realistas sobre lo que la cirugía puede lograr. Para ello, pide toda la información que necesites a tu cirujano y resuelve todas tus dudas antes de pasar por quirófano.

En general, podríamos definir al candidato ideal para un lifting facial con tres características básicas:

  • Personas sanas que no tienen condiciones médicas que impiden su recuperación.
  • No fumadores.
  • Personas con actitud positiva y expectativas realistas.

¿Cómo se da el procedimiento del lifting facial?

Un lifting facial es la forma más amplia de eliminar o reducir la aparición de arrugas y la flacidez de la cara causadas por la edad. Se suele utilizar anestesia general o un sedante a través de una vía intravenosa y anestesia local para adormecer la piel. A continuación, el cirujano hace una incisión que comienza en el área del templo y círculos alrededor de la parte delantera de la oreja. La piel se eleva, y el músculo y el tejido de debajo se aprietan.

Si lo ve necesario, el cirujano puede eliminar parte de grasa y de piel. Al acabar, la piel vuelve a cubrir la zona y se sutura la incisión. La incisión suele caer a lo largo de la línea de cabello o en un lugar donde la piel se arrugue naturalmente, para evitar su exposición lo máximo posible.

Algunos cirujanos optan por realizar varias incisiones más pequeñas y repartidas por varias zonas, como dentro del párpado inferior o en el labio superior. Así, se evita realizar una incisión más larga y más notoria. Dependerá de cada caso y del cirujano.

También tienes la opción de realizar un estiramiento de cuello para eliminar la flacidez de la papada y la piel floja debajo de la barbilla. La incisión se inicia cerca del lóbulo de la oreja.

Esta operación suele durar varias horas. Normalmente, el paciente vuelve a casa ese mismo día, pero a veces, las personas pasan una noche en el hospital. A día de hoy, se trata de unas de las prácticas más seguras en el campo de la cirugía plástica.

Resultados del lifting facial

Cuando salgas de la cirugía, tu cara estará vendada. Se quitarán los apósitos uno o dos días más tarde. Si se ha colocado algún tubo de drenaje, también se quitará uno o dos días después de la cirugía. Finalmente, el médico quitará los puntos de sutura entre 5 y 10 días más tarde.

El especialista puede recetarte medicamentos para aliviar el dolor tras el procedimiento. Tendrás cierta hinchazón y hematomas en el rostro. Las compresas frías pueden ayudar a aliviar estos efectos secundarios. Tu médico puede indicarte que mantengas la cabeza elevada lo máximo posible.

Es importante evitar fumar y todo tipo de humo durante 2 o 4 semanas antes y después de la cirugía. El humo del tabaco aumenta el riesgo para la piel y retrasará el proceso de curación de la cara, además de cicatrizar peor. La mayoría de personas pueden regresar a sus actividades normales entre 2 y 3 semanas tras el tratamiento.

Al principio, notarás la cara rígida y puede que te sientas extraño. Es normal y es importante que estés preparado para ello.

El entumecimiento de la piel puede durar algunos meses. También puedes sentirla áspera y seca. A veces, los hombres tienen que afeitarse en nuevos sitios porque la piel se ha reorganizado, pero siempre se pueden utilizar métodos como la depilación láser.

Este tipo de cirugía estética puede hacer que tu cara parezca más joven y saludable. Es evidente que la piel seguirá envejecimiento, pero un lifting facial puede quitarte años. Para muchas personas, esto puede aumentarles la autoestima y reducir la ansiedad durante el envejecimiento.

En definitiva, un lifting facial puede reducir los signos del envejecimiento en gran medida. Sin embargo, no podrás revertir el daño solar a la piel o eliminar todas las arrugas faciales alrededor de los ojos, debajo de la nariz y alrededor de los labios. Para obtener mejores resultados, siempre puedes combinarlo con otros tratamientos.

Recuerda que la eficacia y la seguridad de tu cirugía de lifting facial dependen en gran medida de la habilidad de tu cirujano.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

También te puede interesar

¿TIENES ALGUNA DUDA?

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad pueden provocar que la piel de nuestra cara pierda firmeza. Los tejidos blandos de las cejas caen sobre los párpados superiores, lo que dan a los ojos cierta apariencia de cansancio, pesadez y vejez. También se desarrollan pliegues transversales en la frente, así como arrugas profundas encima de la nariz. En general, todos estos signos son consecuencia de la edad y nos pueden dar un aspecto mucho mayor de lo que en realidad somos o nos sentimos, además de parecer siempre cansados o incluso enfadados.

Para remediar todos estos problemas, existen múltiples opciones. El más tradicional implica trabajar en los músculos a través de una incisión en la parte superior del cuero cabelludo y se elevan las cejas y la frente. También se puede realizar la incisión en la línea del cabello, pero hay un mayor riesgo de dejar cicatrices. Poco a poco, estas técnicas están evolucionando hacia incisiones más cortas que ofrecen un cambio más sutil.

Podríamos englobar este conjunto de procedimientos dentro de la técnica de lifting de la frente. Una de las últimas novedades en el lifting de frente es el estiramiento endoscópico. Esta técnica utiliza una serie de incisiones más pequeñas, que dan acceso a las cejas y a la frente. Se introduce un tubo con una cámara adjunta, un endoscopio, para realizar el procedimiento sin la necesidad de incisiones más largas.

Los enfoques tradicionales, con cortes más anchos, producen cicatrices más visibles, así como cierta pérdida de sensación en la parte superior del cuero cabelludo. A pesar de los beneficios, hay personas que prefieren optar por el enfoque tradicional, sobre todo para abordar problemas más amplios en la zona. Si hablas con tu cirujano de confianza, seguro que te sabrá aconsejar la mejor solución para tu caso.

Los candidatos para el lifting de la frente

Realizarse un lifting de la rente es un proceso que satisface a muchísimas personas que les gusta lucir una apariencia más joven. Sin embargo, debes de entender en qué consiste exactamente este procedimiento y todo lo implicado en él. Deberás considerar si eres un candidato adecuado para este proceso y si es realmente lo que te hace falta para mejorar tu aspecto. Así pues, tienes que tener en cuenta todas las opciones en cuanto a tratamientos cosméticos para poder elegir la mejor técnica para tu caso. Identifica cuáles son los signos del envejecimiento que más te preocupan y los que quieres eliminar para la conseguir tu apariencia ideal. Si uno de estos procedimientos se realiza correctamente, puedes parecer hasta diez años más joven.

Las personas que tienen la piel más saludable pueden obtener un mayor beneficio de este procedimiento. Su piel sana contribuirá a una curación más rápida y verá unas mejorías más importantes al acabar. Por otro lado, otras personas pueden tener una mejor condición y no necesitar este tipo de tratamiento. Quizá pueden optar por un simple peeling químico. Básicamente, su piel solo necesita un procedimiento más superficial para disminuir los signos de envejecimiento.

También puede darse el caso de que el paciente necesite otros procesos complementarios como un peeling facial o cirugía de párpados. Cualquiera de estas combinaciones te otorgará una look totalmente nuevo y mejorado.

Los efectos secundarios  y los riesgos en el lifting de la frente

La mayoría de pacientes salen muy contentos con los resultados de un lifting de la frente. No obstante, se debe tener siempre en cuenta los riesgos inherentes de cualquier procedimiento quirúrgico. Por ejemplo, un efecto secundario será la elevación de la línea del cabello, incluso con los procedimientos endoscópicos comentados anteriormente. Aunque esto no sea una gran preocupación para la mayoría de personas, es algo que debe considerarse antes del proceso.

Debes entender, también, que puede manifestarse cierto entumecimiento en algunas áreas, aunque esto se está reduciendo en gran medida con los nuevos avances en este tipo de técnicas. Además, existe cierto riesgo de pérdida temporal o permanente de movimiento en algunas partes de la frente.

Ha habido casos en los que se ha producido una asimetría de las cejas, pero si contactas con un buen cirujano habilidoso y con experiencia, no tendrías que tener problema en este sentido.

Es posible que experimentes alguna molestia temporal, muy normales en estas cirugías, pero se pueden controlar con medicamentos y la atención adecuada. Además, puedes manifestar otras sensaciones y procesos como entumecimiento o picor en las incisiones, irritación en los ojos, sequedad, hinchazón y moretones, decoloración de la piel o pérdida temporal del cabello en el lugar de la incisión.

Finalmente, entre los riesgos y complicaciones potenciales asociados con esta cirugía encontramos una cicatrización desfavorable, sangrado, coágulos de sangre, dolor persistente, infecciones, riesgos de la anestesia, mala curación de heridas, lesión del nervio facial, contorno irregular de la piel, etc. Estos casos se dan en muy contadas ocasiones y se han ido reduciendo a lo largo de los años. Es por ese motivo que es muy importante que prestes mucha atención a la hora de elegir la clínica y el profesional con el que vas a realizar la operación. De su habilidad, experiencia y conocimiento depende el resultado de tu lifting de frente.

Duración y resultados en lifting de la frente

Cuando salgas de la intervención, tendrás vendas envueltas alrededor de tu frente para minimizar la hinchazón y los moretones. Se podrán retirar entre uno y tres días después. Los puntos de sutura para cerrar las incisiones se eliminarán generalmente en una semana. La mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades normalmente tras una o dos semanas de reposo. Es muy importante que sigas las instrucciones de tu médico en todo momento.

El lifting de la frente hace posible corregir imperfecciones en el rostro de la zona y los signos del envejecimiento prematuro. En unas pocas horas, puedes experimentar un gran cambio en tu rostro y una mejoría en tu autoestima y confianza en ti misma. Cuando mires al espejo, te verás a ti misma con muchísimo mejor aspecto y con varios años menos. La cirugía estética puede ayudar a cambiar cómo te sientes.

Es muy frecuente combinar el lifting de la frente con otros procedimientos como la blefaroplastia u otro tipo de lifting facial para proporcionar un rejuvenecimiento armónico en todo el rosto. El lifting de la frente se centrará en esta zona, mejorando el aspecto de la zona superior de las cejas y eliminando todas las arrugas y líneas de expresión que te hacen parecer tan mayor.

El lifting de la frente mejorará y corregirá la flacidez de la frente y de las cejas. Esto puede parecer una cuestión meramente estética, pero también puede resultar en una mejoría funcional. Muchas personas ven perjudicadas su función si su párpado les cubre parte del ojo.

Es evidente que los signos del envejecimiento volverán a aparecer poco a poco, pero esta cirugía retrasará este proceso. Es un tratamiento muy efectivo con el que podrás ver los resultados durante varios años. Si quieres sentirte joven de nuevo, contacta ahora mismo con tu especialista y pregúntale sobre el lifting de la frente.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

También te puede interesar

¿TIENES ALGUNA DUDA?