A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad pueden provocar que la piel de nuestra cara pierda firmeza. Los tejidos blandos de las cejas caen sobre los párpados superiores, lo que dan a los ojos cierta apariencia de cansancio, pesadez y vejez. También se desarrollan pliegues transversales en la frente, así como arrugas profundas encima de la nariz. En general, todos estos signos son consecuencia de la edad y nos pueden dar un aspecto mucho mayor de lo que en realidad somos o nos sentimos, además de parecer siempre cansados o incluso enfadados.

Para remediar todos estos problemas, existen múltiples opciones. El más tradicional implica trabajar en los músculos a través de una incisión en la parte superior del cuero cabelludo y se elevan las cejas y la frente. También se puede realizar la incisión en la línea del cabello, pero hay un mayor riesgo de dejar cicatrices. Poco a poco, estas técnicas están evolucionando hacia incisiones más cortas que ofrecen un cambio más sutil.

Podríamos englobar este conjunto de procedimientos dentro de la técnica de lifting de la frente. Una de las últimas novedades en el lifting de frente es el estiramiento endoscópico. Esta técnica utiliza una serie de incisiones más pequeñas, que dan acceso a las cejas y a la frente. Se introduce un tubo con una cámara adjunta, un endoscopio, para realizar el procedimiento sin la necesidad de incisiones más largas.

Los enfoques tradicionales, con cortes más anchos, producen cicatrices más visibles, así como cierta pérdida de sensación en la parte superior del cuero cabelludo. A pesar de los beneficios, hay personas que prefieren optar por el enfoque tradicional, sobre todo para abordar problemas más amplios en la zona. Si hablas con tu cirujano de confianza, seguro que te sabrá aconsejar la mejor solución para tu caso.

Los candidatos para el lifting de la frente

Realizarse un lifting de la rente es un proceso que satisface a muchísimas personas que les gusta lucir una apariencia más joven. Sin embargo, debes de entender en qué consiste exactamente este procedimiento y todo lo implicado en él. Deberás considerar si eres un candidato adecuado para este proceso y si es realmente lo que te hace falta para mejorar tu aspecto. Así pues, tienes que tener en cuenta todas las opciones en cuanto a tratamientos cosméticos para poder elegir la mejor técnica para tu caso. Identifica cuáles son los signos del envejecimiento que más te preocupan y los que quieres eliminar para la conseguir tu apariencia ideal. Si uno de estos procedimientos se realiza correctamente, puedes parecer hasta diez años más joven.

Las personas que tienen la piel más saludable pueden obtener un mayor beneficio de este procedimiento. Su piel sana contribuirá a una curación más rápida y verá unas mejorías más importantes al acabar. Por otro lado, otras personas pueden tener una mejor condición y no necesitar este tipo de tratamiento. Quizá pueden optar por un simple peeling químico. Básicamente, su piel solo necesita un procedimiento más superficial para disminuir los signos de envejecimiento.

También puede darse el caso de que el paciente necesite otros procesos complementarios como un peeling facial o cirugía de párpados. Cualquiera de estas combinaciones te otorgará una look totalmente nuevo y mejorado.

Los efectos secundarios  y los riesgos en el lifting de la frente

La mayoría de pacientes salen muy contentos con los resultados de un lifting de la frente. No obstante, se debe tener siempre en cuenta los riesgos inherentes de cualquier procedimiento quirúrgico. Por ejemplo, un efecto secundario será la elevación de la línea del cabello, incluso con los procedimientos endoscópicos comentados anteriormente. Aunque esto no sea una gran preocupación para la mayoría de personas, es algo que debe considerarse antes del proceso.

Debes entender, también, que puede manifestarse cierto entumecimiento en algunas áreas, aunque esto se está reduciendo en gran medida con los nuevos avances en este tipo de técnicas. Además, existe cierto riesgo de pérdida temporal o permanente de movimiento en algunas partes de la frente.

Ha habido casos en los que se ha producido una asimetría de las cejas, pero si contactas con un buen cirujano habilidoso y con experiencia, no tendrías que tener problema en este sentido.

Es posible que experimentes alguna molestia temporal, muy normales en estas cirugías, pero se pueden controlar con medicamentos y la atención adecuada. Además, puedes manifestar otras sensaciones y procesos como entumecimiento o picor en las incisiones, irritación en los ojos, sequedad, hinchazón y moretones, decoloración de la piel o pérdida temporal del cabello en el lugar de la incisión.

Finalmente, entre los riesgos y complicaciones potenciales asociados con esta cirugía encontramos una cicatrización desfavorable, sangrado, coágulos de sangre, dolor persistente, infecciones, riesgos de la anestesia, mala curación de heridas, lesión del nervio facial, contorno irregular de la piel, etc. Estos casos se dan en muy contadas ocasiones y se han ido reduciendo a lo largo de los años. Es por ese motivo que es muy importante que prestes mucha atención a la hora de elegir la clínica y el profesional con el que vas a realizar la operación. De su habilidad, experiencia y conocimiento depende el resultado de tu lifting de frente.

Duración y resultados en lifting de la frente

Cuando salgas de la intervención, tendrás vendas envueltas alrededor de tu frente para minimizar la hinchazón y los moretones. Se podrán retirar entre uno y tres días después. Los puntos de sutura para cerrar las incisiones se eliminarán generalmente en una semana. La mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades normalmente tras una o dos semanas de reposo. Es muy importante que sigas las instrucciones de tu médico en todo momento.

El lifting de la frente hace posible corregir imperfecciones en el rostro de la zona y los signos del envejecimiento prematuro. En unas pocas horas, puedes experimentar un gran cambio en tu rostro y una mejoría en tu autoestima y confianza en ti misma. Cuando mires al espejo, te verás a ti misma con muchísimo mejor aspecto y con varios años menos. La cirugía estética puede ayudar a cambiar cómo te sientes.

Es muy frecuente combinar el lifting de la frente con otros procedimientos como la blefaroplastia u otro tipo de lifting facial para proporcionar un rejuvenecimiento armónico en todo el rosto. El lifting de la frente se centrará en esta zona, mejorando el aspecto de la zona superior de las cejas y eliminando todas las arrugas y líneas de expresión que te hacen parecer tan mayor.

El lifting de la frente mejorará y corregirá la flacidez de la frente y de las cejas. Esto puede parecer una cuestión meramente estética, pero también puede resultar en una mejoría funcional. Muchas personas ven perjudicadas su función si su párpado les cubre parte del ojo.

Es evidente que los signos del envejecimiento volverán a aparecer poco a poco, pero esta cirugía retrasará este proceso. Es un tratamiento muy efectivo con el que podrás ver los resultados durante varios años. Si quieres sentirte joven de nuevo, contacta ahora mismo con tu especialista y pregúntale sobre el lifting de la frente.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?