La reconstrucción del himen

El himen es el tejido que se ubica dentro de la vagina y que normalmente cuenta con algunas perforaciones para permitir que salga el flujo menstrual. Para mucha gente, tiene un significado especial porque marca su primera relación sexual y la pérdida de la virginidad. Pero, realmente, ¿sabemos cuál es la funcionalidad de este tejido? … Continúa leyendo La reconstrucción del himen

El himen es el tejido que se ubica dentro de la vagina y que normalmente cuenta con algunas perforaciones para permitir que salga el flujo menstrual. Para mucha gente, tiene un significado especial porque marca su primera relación sexual y la pérdida de la virginidad. Pero, realmente, ¿sabemos cuál es la funcionalidad de este tejido? ¿Se podría reconstruir tras haber mantenido relaciones sexuales?

Hasta ahora, no se ha podido comprobar exactamente la función biológica concreta de un himen intacto. Muchos especialistas en el campo afirman que su principal función sería la de proteger esta región de infecciones, sobre todo durante la infancia. A medida que las niñas llegan a la adolescencia, las chicas tienen otros medios para proteger esa zona, como podría ser el vello. Así pues, el himen podría perder esa única función a la que se podría asociar y se va haciendo más débil.

A pesar de que parece que no tiene una clara función física, el himen sí que es muy importante para algunas culturas. La perforación del himen conlleva la pérdida de la virginidad de la mujer cuando una chica tiene sexo por primera vez con un chico. No obstante, tenemos que aclarar que la rotura de este tejido se puede producir por otras cuestiones no relacionadas. Por ejemplo, se puede romper con un golpe practicando algún deporte.

Debido a la importancia simbólica de la rotura del himen durante su primera relación sexual, muchas chicas se someten a ciertos tratamientos y cirugías para la reconstrucción del tejido. De ese modo podría decirse que vuelven a ser vírgenes en la siguiente relación sexual.

¿Por qué se hace la reconstrucción del himen?

El nombre de este tratamiento o intervención es himenoplastia. Podríamos definirla como una práctica quirúrgica que se basa en la reconstrucción del himen. Actualmente, es una de las operaciones que más se solicitan entre mujeres cuyas culturas dan mucha importancia a la virginidad en el matrimonio. Gracias a esta reconstrucción, aquellas mujeres que no mantienen su virginidad, o que incluso han sufrido algún accidente y han sufrido una rotura de himen, pueden volver a ser vírgenes.

Para estas chicas, este hecho es muy importante. Muchas mujeres temen el rechazo familiar, el repudio del cónyuge y hasta castigos que pueden sufrir por no llegar virgen al matrimonio.

Por tanto, la mayoría de chicas que se someten a este tratamiento provienen de estas culturas. Sin embargo, también pueden darse otros casos en los que la mujer quiera reconstruirse su himen. Algunas mujeres maduras buscan recobrar una segunda virginidad para satisfacer las fantasías sexuales de la pareja. Otras se lo reparan para empezar una nueva relación.

Como puedes ver, aunque no tenga una función biológica clara, existen muchos motivos por los que una mujer puede querer realizarse esta operación.

¿Es posible una reconstrucción de himen y que la mujer pueda parecer virginal?

La reconstrucción del himen es totalmente posible con las técnicas y conocimientos que se tienen hoy en día. En realidad, se trata de una operación sencilla que se puede realizar en menos de una hora. Veamos las técnicas más comunes para reconstruir el himen:

La más sencilla es ese procedimiento con el cual se unen los restos de himen de la paciente. Solo se necesita anestesia local y se debe realizar poco antes de realizar relaciones sexuales. Esto es debido a que la reconstrucción es débil y es fácil que se vuelva a romper. El momento idóneo es entre tres días y una semana antes de la boda o del momento en cuestión.

Otra medida temporal es una técnica llevada a cabo con una sustancia que se llama Alloplant. Es un material biológico desgarrable que se puede implantar en el orificio de entrada de la vagina, por lo que sustituye e imita al himen. También debería realizar poco tiempo antes de la relación sexual en cuestión.

En este sentido, se puede utilizar un proceso similar en el que se crea una membrana con irrigación sanguínea. A menudo, se incluye una cápsula gelatinosa rellena de una sustancia que imita la sangre.

Finalmente, una intervención más profesional es la cirugía plástica vaginal. Se realiza una incisión en ambos lados del epitelio vaginal, que es la sustancia mucosa que recubre las paredes vaginales. Entonces, se unen entre sí. Al contrario de las otras técnicas, se debe llevar a cabo un tiempo antes de las relaciones sexuales porque se necesita un margen de recuperación para que la herida se cure.

Lo más recomendable es que hables con tu médico y estudie tu caso concreto para saber cuál es el método que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué resultados se espera de la reconstrucción del himen?

El objetivo principal de este tipo de procesos es la reconstrucción del himen para que vuelva a sangrar. De ese modo se consigue la apariencia de virginidad. Siempre se deja un pequeño orificio para permitir la salida de los fluidos corporales. Tras la operación, los puntos se absorberán solos en los jugos vaginales porque son solubles.

La himenoplastia es una cirugía muy sencilla que no conlleva demasiados riesgos. No obstante, como toda cirugía, puedes tener unos pequeños efectos tras esta técnica: dolores leves, pequeñas inflamaciones en la zona o hemorragias puntuales. Para evitar estos síntomas debes seguir los consejos y las instrucciones de tu médico.

Es posible que el médico también quiera hacerte un pequeño seguimiento o una revisión posterior para asegurarse de que todo va correctamente. De ese modo tú puedes estar convencida de que cuando tengas sexo todo irá cómo tiene que ir.

Una visita previa al especialista es el mejor método para saber cuál es el camino más indicado para ti. El médico te sabrá guiar y aconsejar para que puedas obtener los resultados que esperas. Una cirugía plástica vaginal te asegura un éxito total en la reconstrucción y es el método más efectivo para obtener unos resultados más similares a un himen virgen.

No todas las mujeres sangran durante su primera relación sexual, aunque tengan el himen intacto. Eso debes tenerlo en cuenta para evitar sorpresas desagradables. No obstante, si tu deseo es recuperar tu virginidad para un momento especial, la reconstrucción del himen es el método seguro y eficaz por el que debes optar.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?