La cirugía estética de pies

Muchas personas no están contentas con sus pies por varias razones diferentes. Algunos tienen los dedos en martillo, es decir, tienen los pies en forma de garra en vez de tener los dedos rectos. Otros tienen juanetes, protuberancias debajo de los dedos gordos en uno o ambos pies. Algunas personas no están contentas con la … Continúa leyendo La cirugía estética de pies

Muchas personas no están contentas con sus pies por varias razones diferentes. Algunos tienen los dedos en martillo, es decir, tienen los pies en forma de garra en vez de tener los dedos rectos. Otros tienen juanetes, protuberancias debajo de los dedos gordos en uno o ambos pies. Algunas personas no están contentas con la anchura o la longitud de sus dedos o de todo el pie. Para todas ellas, la cirugía estética de pies puede corregir todas estas condiciones y embellecerlos.

El aspecto es particularmente importante para las mujeres, aunque también para muchos hombres. Las mujeres tienen a utilizar más zapatos o sandalias abiertas, por lo que son más conscientes de la forma y tamaño de sus pies.

No obstante, también debemos de tener en cuenta que la cirugía estética de pies, así como cualquier otro tipo de cirugía plástica, tiene a su vez un lado mucho más funcional. Muchos de estos tratamientos que engloban este campo de la cirugía sirven para corregir problemas específicos que pueden alterar la vida de las personas que los sufren. No solo estamos hablando de complejos psicológicos, sino también de defectos físicos que les pueden impedir hacer una vida normal en cierta medida. Veamos algunos de los procedimientos más comunes.

¿Qué es la cirugía estética de pies?

La cirugía estética de pies abarca una gran variedad de tratamientos en esa zona y pueden realizarse tanto en el pie como en los dedos o en las uñas. Repasemos los procesos más populares:

Reposición de uñas perdidas: Se pierde sobre todo la uña del dedo gordo, lo que supone una gran alteración en la estética del pie. Además, puede producir cierta deformidad del dedo.

Acortamiento de dedos: Esta cirugía de los pies puede deberse a varios factores. Normalmente, los pacientes que acuden a la consulta de un profesional por este motivo tienen alguna desigualdad en los dedos. En algunos casos, el segundo y el tercer dedo pueden ser más largos y acabarán torcidos y con callos en el dorso.

Estrechamiento del pie: Los pies que son muy anchos pueden suponer un problema para muchas mujeres porque tendrán una mayor dificultad a la hora de encontrar zapatos adecuados. Los zapatos actuales cada vez son más estilizados, lo que provoca cierta desigualdad entre el zapato y el pie. Si se fuerza mucho esta situación, se provocará dolor y deformidad, por lo que es mejor acudir al médico para evitar cualquier problema.

Separación de dedos: Si naces con dos o más dedos juntos, tendrás un defecto llamado sindactilia y se puede tratar muy fácilmente. Esta apariencia puede producir un gran complejo tanto en niños como en adultos y evitan enseñar los dedos en público. Sin embargo, no se suele tener un problema de funcionamiento.

Dedo infra o superpuesto: Este defecto lo padecen muchas personas desde el momento en el que nacen y producen una alteración estética y funcional en muchas ocasiones. Si además se abusa del zapato cerrado y estrecho, se aplastará más el dedo y se producirán callos. Con el paso de los años, el dedo quedará en peor posición y empezará a doler.

Alargamiento de dedos pequeños (Braquimetatarsia): Algunos pacientes tienen un dedo más corto que el resto. Esto se produce por el acortamiento de uno de los metatarsianos, defecto que se denomina braquimetatarsia. Este problema suele padecerse desde nacimiento, aunque también puede producirse después. Los dedos vecinos ocuparán el espacio que deja el dedo pequeño, otorgando un aspecto deformado y dedos montados.

Corrección de los dedos en garra: Este tipo de deformidad es muy frecuente tanto en hombres como en mujeres. Los dedos se encogen y se crean callosidades en su dorso, lo que provoca una silueta del pie deformada y más pequeña de lo que es en realidad. Existen muchos mitos alrededor de este problema, pero no está producido por el uso de zapatos estrechos. Sobre todo se debe a rasgos hereditarios y mal funcionamiento de los músculos del pie.

Retirada de las prominencias en los talones: Estamos hablando de callos antiestéticos que suelen producirse por zapatos con contrafuertes muy rígidos que provocan rozaduras. El roce continuo supone un estímulo para el hueso, por lo que crece.

Corrección del mal alineamiento de las piernas: Muchas personas tienen mal alineadas sus piernas. Puede ser que las tengan curvadas hacia adentro o hacia afuera. Sobre todo en personas jóvenes puede producirle un serio complejo por su figura. Si no se corrige y se equilibra el peso corporal, puede provocar artrosis, dolor y deformidad en las piernas y en el pie. Todo esto tiene fácil solución con una intervención quirúrgica.

¿Quién necesita una cirugía estética del pie?

Como habéis podido observar en el anterior punto, existen muchos problemas y defectos que podemos padecer en nuestros pies o nuestros dedos. Cada persona será consciente de su problema y si es algo que quiere o debe corregir. En muchos casos, se tratará de un problema que se puede agravar con el tiempo y puede dar paso a dolor y deformidades. En este sentido, siempre será aconsejable arreglarlo cuanto antes.

Por el contrario, si se trata de una cuestión meramente estética, ya dependerá enteramente del paciente y su decisión. Sin embargo, debes de tener en cuenta que hay ciertas ocasiones en las que una cuestión estética puede derivar en algo más serio y en un problema funcional. Si tienes alguna duda, recomendamos que contactes con tu médico de confianza y hables tu caso en particular. Seguro que encontráis la mejor solución para tu caso concreto.

¿Cómo se practica una cirugía estética de pies?

El método de cada cirugía estética del pie dependerá del tratamiento que se deba seguir. Un cirujano profesional con suficiente conocimiento y experiencia sabrá cómo solucionar cada caso concreto.

Es evidente que no existe el pie perfecto en el mundo. Un caso muy común es que un dedo sobresalga por encima del pulgar. Para muchos puede ser solo una peculiaridad, pero para otros puede parecer una molestia. Esto se puede solucionar con una rápida visita al quirófano. El proceso es sencillo y un profesional lo puede llevar a cabo con las garantías necesarias. Actualmente, existen varias técnicas, pero la más habitual suele consistir en quitar una de las articulaciones del dedo específico e insertar un clavo. La operación puede durar unos 15 minutos. En unas semanas, se retirará ese clavo, aunque puede necesitar algunos meses más en cicatrizar del todo. Se puede perder cierta movilidad en ese dedo y puede quedar una pequeña cicatriz.

Muchas de las personas que se han realizado este tipo de cirugía estética de los pies han quedado encantadas con el resultado.

Cirugia estética del pie: Precio

El caso que hemos comentado anteriormente solo es un ejemplo de los muchos tratamientos disponibles en el campo de la cirugía estética en los pies. Esta intervención suele tener un precio de entre 2.000 y 2.500 dólares. Es evidente que el costo depende de muchos factores. El primero será el tratamiento concreto que necesitas. Antes de nada, debes de plantearte si realmente necesitas este tipo de cirugía plástica. Si es así, contacta con el especialista y juntos hallaréis la mejor solución para tu problema. Una vez analizado tu caso, la clínica de cirugía estética en Perú podrá darte un presupuesto mucho más aproximado.

No lo olvides. Si crees que tienes algún problema en alguno de tus pies, es mejor que te lo examines lo antes posible antes de que se agrave. Una solución a tiempo puede ahorrarte problemas mayores en un futuro.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 3,00 de 5)

¿TIENES ALGUNA DUDA?