¿La prótesis de glúteos es el mejor procedimiento para la elevación de glúteos?

la prótesis de gluteos un procedimiento que ayuda a realzar notoriamente los glúteos La cirugía estética es una disciplina en continua evolución. No solo estamos hablando en el ámbito técnico y tecnológico, sino que también se adapta a las modas y demandas de la sociedad. Es la sociedad la que marca unos cánones de belleza … Continúa leyendo ¿La prótesis de glúteos es el mejor procedimiento para la elevación de glúteos?

la prótesis de gluteos un procedimiento que ayuda a realzar notoriamente los glúteos

La cirugía estética es una disciplina en continua evolución. No solo estamos hablando en el ámbito técnico y tecnológico, sino que también se adapta a las modas y demandas de la sociedad. Es la sociedad la que marca unos cánones de belleza que son los modelos a seguir por la mayor parte de la población. La cirugía cosmética intenta adaptarse a ellos para poder ofrecer siempre la mejor solución a sus pacientes y hacerles sentir bien con su cuerpo.

Uno de los métodos cuya demanda ha crecido más durante los últimos años es la prótesis de glúteos para su elevación. Muchos pacientes, tanto femeninos como masculinos, se someten a esta cirugía estética por glúteos caídos o flácidos. Quieren lucir una figura moldeada y un cuerpo favorecedor y sin complejos.

A pesar de que la remodelación de esta zona es conocida y practicada desde los años sesenta, los avances en la técnica y la seguridad que otorgan los nuevos implantes han supuesto un giro en esta intervención.

Actualmente, las prótesis de los implantes de glúteos se elaboran rellenando una envoltura de gran resistencia con un gel de silicona especial. Estas prótesis son similares a las que se utilizan para los implantes pectorales masculinos, aunque difieren más de los mamarios para las mujeres.

La intervención suele realizarse con anestesia total y dura unas dos horas aproximadamente. Su recuperación es de alrededor de un mes, pero poco a poco te podrás ir incorporando a tu rutina antes. Cuando estés completamente recuperado, las incisiones no serán apreciables ya que el cirujano se encarga de realizarlas en la parte interna de los glúteos y bien escondidas entre nalgas. Recordemos que el cirujano es un profesional de la estética e intentará no perjudicar tu cambio con ninguna cicatriz.

 prótesis de glúteos ¿Cual es el procedimiento?

Estamos ante un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo es definir o aumentar el tamaño y la forma de las nalgas del paciente.

Hay que considerar que esta zona es difícil de modificar o ampliar por tu cuenta, aunque sigas una dieta estricta y una rutina de ejercicios específica. Aquellas personas que quieren aumentar, levantar y dar forma a sus glúteos pueden elegir entre varias opciones de implantes.

La decisión sobre la forma y el tamaño de los implantes se tomará en función de los deseos de cada persona y su tipo de cuerpo. Tu cirujano te aconsejará en todo momento según su experiencia profesional. Las prótesis de glúteos son suaves, fabricadas con silicona sólida y se diferencia de los implantes mamarios. Estos son más blandos ya que suele ser silicona líquida.

En general, cualquier persona con buena salud puede ser un candidato ideal para someterse a esta intervención.

Las prótesis se colocan en la zona de los glúteos a través de una incisión por debajo del coxis. Siempre se intentan colocar buscando la forma más natural posible para conseguir un efecto estético perfecto.

Es una zona delicada del cuerpo, pues se necesita para caminar, sentarse, reposar y un sinfín de movimientos. Por tanto, los pacientes pueden experimentar cierto dolor o incomodidad durante el tiempo de recuperación. Tu médico te recetará medicamentos para el dolor y la incomodidad que estos implantes te pueden causar al principio.

La cirugía se lleva a cabo con el paciente bajo anestesia general. Se suele realizar una incisión entre las nalgas. A través de este corte se levanta el músculo de la nalga y se crea un bolsillo para colocar la prótesis. El implante se insertará en esta zona. Cuando está colocado, se realizará la misma operación en el lado contrario.

El cirujano debe tener especial cuidado para que ambas partes queden simétricas y tenga un aspecto natural. Las incisiones se cosen con suturas absorbibles y se coloca un vendaje de compresión para aliviar la molestia y controlar la hinchazón.

El vendaje se suele quitar dos o tres días tras la cirugía. En este momento el paciente podrá moverse con más facilidad y se sentirá más cómodo. Será entonces también cuando puedas apreciar los resultados. Sin embargo, tus glúteos tendrán un aspecto más natural unos meses después, cuando el músculo se estire bien y la piel haya recuperado su suavidad.

Prótesis de glúteos ¿En cuánto tiempo hay que volver a cambiarla?

Aunque requiere mucha habilidad por parte del cirujano, no se trata de una operación complicada y no tiene grandes riesgos. Normalmente, no hay necesidad de cambiar la prótesis de glúteos, pues en un principio su durabilidad es para toda la vida. No obstante, puede haber ocasiones en las que la prótesis se rompa o se modifique de posición, por lo que se tendrá que realizar una segunda intervención.

El médico te dará una serie de indicaciones que tendrás que tener en cuenta después de la operación. Además, también te señalará esos síntomas que notarás si necesitas en algún momento un cambio de prótesis de glúteos. Normalmente, existe una garantía, pero deberás hablar con tu clínica para ver las condiciones.

H2 Los resultados  de la prótesis de glúteos en comparación de otros tratamientos para glúteos

Existen varios tipos de implantes de glúteos y otras técnicas para realizar en la zona según los resultados que estés buscando. Si estás indeciso, seguro que tu médico te podrá recomendar cuál es el mejor procedimiento en tu caso.

Las prótesis de glúteos de silicona están pensadas para pacientes delgados, cuya reconstrucción se practica en la parte superior del glúteo. Con estos implantes, se busca darle forma y un mayor volumen a la zona de las nalgas. A diferencia de liposucciones o lipoescultura, la prótesis de silicona facilita sentarse sin molestias.

Si el paciente no quiere la opción de los implantes de glúteos de silicona, siempre puede considerar los implantes con inyección de grasa propia. Se extrae de zonas como el abdomen, cintura, muslos o incluso la espalda. Es una intervención un poco más complicada, porque además necesitamos realizar una liposucción. La recuperación es más lenta, pero solo necesitamos anestesia local. No produce rechazos o dolor y tiene un resultado más natural. Sin embargo, a veces puede ser difícil que la grasa adopte la forma que nosotros estamos buscando.

Finalmente, la última novedad consiste en inyectar ácido hialurónico de alta densidad en los glúteos. Su principal desventaja es que se trata de una medida temporal, pues el ácido se reabsorbe por el cuerpo. No obstante, no requiere hospitalización ni recuperación dolorosa o molesta.

Como puedes observar, tienes varias opciones a la hora de aumentar el volumen de tus glúteos. Si contactas con un especialista con experiencia, seguro que te podrá ayudar a escoger la mejor solución para ti y darte esa silueta que estás buscando.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?