Escríbenos: 999-488-746 Reservar cita
blog-img

Preparaciones para tu cirugía plástica en Perú

Ya has tomado la decisión de someterte a un tratamiento cosmético en una clínica de cirugía estética en Lima. Has elegido, junto con tu especialista, el procedimiento más adecuado para ti. Quizás has optado por una lipoescultura, un lifting facial o una cirugía plástica de glúteos. Por fin, vas a dar ese paso adelante y vas a mejorar eso que tenías pendiente desde hace tanto tiempo. Dejarás atrás complejos y una baja autoestima, aumentarás en confianza y te sentirás mucho más a gusto contigo misma.

Una vez que has tomado esa decisión, llega el momento de prepararte para la intervención. Es evidente que cada tratamiento tendrá unos requerimientos específicos, pero existen unas líneas generales básicas que debes tener en cuenta a la hora de planificar ese día tan importante. El médico y el centro especializado elegido te ayudarán en todo momento, pero siempre es importante estar preparado para todo. Así pues, veamos lo que tienes que tener en cuenta antes de cualquier tratamiento cosmético en Perú.

Preparativos del cirujano estético de tu clínica

Después de concretar la fecha y el procedimiento exacto, tu médico de confianza te dará una pequeña lista de directrices que tienes que seguir. Será algo así como un listado de cosas que debes y no debes hacer para que tengas una base por la que guiarte. Normalmente, te aconsejarán si debes tomarte algún tipo de medicamento o suplemento, o si debes evitar ciertos tipos de alimentos o productos como el tabaco o el alcohol, al menos durante un tiempo prudencial. Por ejemplo, se suele pedir al paciente abstenerse de fumar dos semanas antes y después de la operación como mínimo.

También te puede proporcionar una lista de las cosas que puedes necesitar cuando vuelvas a casa. Esto podría incluir cierto suministro de vitamina C, bolsas de hielo, almohadillas térmicas, termómetro, jabones especiales o productos de limpieza, vendas o apósitos, y hasta alimentos que podrían ayudar a tu recuperación.

H2: Déjate todo preparado en casa

Siempre debes intentar que tu vuelta a casa para la recuperación sea lo más cómoda posible. Haz los arreglos necesarios de antemano para que cuando vuelvas no te tengas que preocupar por nada. Ten ya un plan establecido para tus hijos, animales o incluso plantas: todo lo que esté a tu cargo. Siempre es preferible que puedas descansar sin interrupción durante algunos días. Incluso es posible que tengas que pasar algún día fuera de casa.

Tampoco deberías dejarte nada pendiente qué hacer en tu vuelta. Ten la casa limpia y preparada, las facturas pagadas (para evitar cualquier tipo de preocupación) y todo el trabajo listo. Lo mejor sería que te cogieras unos días de vacaciones y avisaras de que no vas a estar disponible. Esto también dependerá del tipo de operación, pues en algunos casos te puedes volver a incorporar inmediatamente. No obstante, acabas de pasar por una pequeña intervención, así que siempre es preferible tener algo de tiempo para descansar, recuperarte y dedicarte todo el tiempo necesario.

Es aconsejable dejarte toda la comida y bebida preparada de antemano. Ves al supermercado el día anterior para no tener que moverte de casa. Puedes pedir a tu médico una lista de alimentos saludables y bebidas que te puedan venir bien y que sean fáciles de preparar. Compra las cantidades adecuadas para que no tengas que salir, al menos hasta que seas capaz de desplazarte con comodidad o hasta que haya bajado la hinchazón. Si no, siempre puedes contar con la ayuda de familiares o amigos. Seguro que cualquier persona te puede echar una mano.

Almacena material de lectura y audiovisual. Pásate por la librería, descárgate algunos ebooks o alquila algunas películas. Puedes también optar por revistas o juegos, cualquier cosa que te ayude a entretenerte durante el tiempo necesario de reposo. Aprovecha para ponerte al día con tus series favoritas o sumérgete en una buena lectura. Es el momento ideal. Tómatelo como unas merecidas vacaciones.

Preparaciones para el trabajo

Deberías dar a tu jefe un aviso con suficiente antelación. Puedes decírselo un mes antes y recordárselo la semana anterior. Así, podrá preparar tu baja sin problemas. Tu médico ya te avisará de los días que necesitarás estar fuera, si es que son necesarios. Así, podrás tomártelos con tranquilidad y volver cargada de energía y vitalidad.

Si eres el jefe, asegúrate de que tus empleados saben que vas a estar fuera durante esos días, al menos las personas que necesiten saberlo. Intenta dejar todos los cabos bien atados para evitarte cualquier molestia o preocupación durante tu recuperación.

H2: Posibles cambios emocionales

Si actualmente padeces de algún tipo de trastorno, como depresión o eres bipolar, deberías hablar con tu médico. Puede que no estés preparado para según qué operación o que necesites esperar un poco. Sin embargo, un tratamiento estético también puede ayudarte en este sentido, pues es normal experimentar un aumento en la autoestima y la confianza tras tu visita a la clínica de cirugía estética.

Incluso las personas no predispuestas a la depresión o que nunca la hayan experimentado anteriormente, podrían sucumbir a cierto grado de estrés o cierta tristeza después de una cirugía cosmética. Si se utiliza anestesia, podría causar sentimientos de tristeza o irritabilidad a los que no estás acostumbrado.

Ciertas personas sufren un impacto al ver los moratones y la hinchazón tras la operación, al igual que las restricciones físicas durante la recuperación. Debes estar preparado para esto y crearte unas expectativas reales de los resultados del proceso. En este sentido, tienes que ser consciente que estos efectos secundarios son totalmente normales y que desaparecerán al cabo de tan solo unos días. Recordemos que por ese motivo ya hemos planificado unas pequeñas vacaciones.

Estar preparado para la cirugía plástica en Perú te puede ahorrar muchas molestias e inconvenientes, e incluso puede ayudar a acelerar el proceso de recuperación. Aprende todo lo posible sobre el procedimiento al que te vas a someter para eliminar el miedo y hacer todo lo posible con antelación para convertir la recuperación en un proceso lo más fácil posible. Después solo tendrás que relajarte y esperar a ver los increíbles resultados que te esperan tras una cirugía estética en tu centro de Lima.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Dra. Ronmy Mendez

Dra. Ronmy Mendez author

cirujano plástico con Master en Docencia e Investigación en Salud.
Ver artículos

Déjanos tu comentario