Escríbenos: 999-488-746 Reservar cita
blog-img

Los biopolímeros y el riesgo de uso puede ser fatal en ti

La vanidad y el desconocimiento han llevado a los titulares del mundo en los últimos años a cientosuso-de-los-biopolimeros de mujeres que han puesto su vida en riesgo por la utilización de materiales y sustancias tóxicas como relleno en distintos procedimientos de cirugía estética.

En este caso particular queremos hablar sobre los Biopolímeros y el peligro que representan para la salud, ya que en los últimos años los escándalos ocasionados por los estragos y consecuencias, muchas veces irreparables, que han dejado en los cuerpos de miles de personas incautas y desinformadas.

Estos biopolímeros son compuestos a base de silicona líquida que pueden a su vez contener otros materiales artificiales. Estos suelen usarse como relleno en cirugías estéticas ocasionando problemas graves incluso años después de su utilización.

Para qué tratamientos estéticos se usa los biopolímeros

Los biopolímeros se popularizaron como la solución para moldear fácilmente el cuerpo al gusto de la personas.

Estos materiales han sido usados comúnmente para aumentar distintas partes del cuerpo, especial mente rostro y glúteos. Parte de su discurso comercial era la facilidad con la que este permitía moldea la figura.

Este material es en alto porcentaje silicona líquida relacionada con productos como el polimetilmetacrilato, frecuentemente llamado como células expansivas o PMMA. En la actualidad, la utilización de este biopolímero está prohibido  por la FDA (US Food and Drug Administration) para procedimientos estéticos de este tipo.

Por qué los biopolímeros pueden arriesgar tu vida

Antes que nada, las prohibiciones impuestas en el uso de estos componentes obligan a las personas que desean incurrir en estos procedimientos a recurrir a personas inescrupulosas que carecen de cualquier tipo de control sanitario. De hecho, no son pocos los casos en el que el paciente fallece debido a la colocación del producto directamente en un vaso sanguíneo, lo que puede provocar una embolia.

Estos materiales artificiales al ingresar al organismo mediante una inyección, frecuentemente son rechazados por el organismo lo que produce una grave inflamación crónica y la aparición de múltiples granulomas.

Los granulomas son tumores inflamatorios que se pueden reconocer como pequeñas elevaciones y deformaciones rojas en el lugar del cuerpo donde se inyectó el biopolímero, debido a que la respuesta del organismo es aislar estos compuestos mediante la fibrosis, o el endurecimiento del tejido circundante.

Esto produce un endurecimiento parcial o total del área afectada, enrojecimiento, calor y ardor y posibles propagaciones hacia otras regiones del cero.

En su estado avanzado de afectación, los biopolímeros pueden desarrollar necrosis de la piel y tejidos. Adicional a esto, las infecciones posteriores son comunes y se deben frecuentemente a técnicas carentes de los estándares mínimos de asepsia y antisepsia. Estas resultan de muy difícil tratamiento y pueden llegar a causar la muerte.

Lamentablemente, las personas que son afectadas por el uso de biopolímeros ven su calidad de vida fuertemente afectada y ponen en un altísimo riesgo su salud, y en desesperación se dan cuenta de que no existe ningún procedimiento médico que asegura el retiro pleno del producto.

De hecho, existen dos metodologías con el fin de tratar de extraer parte del compuesto, el procedimiento abierto y el láser.

La primera, la técnica abierta, se realiza mediante una incisión en el área afectada y se trata de extraer el producto con el que se tenga contacto visual. Este procedimiento suele ser muy ineficiente debido a la complejidad de remover el producto asentado en el organismo, por lo que tras una severa cicatriz y una probable deformidad del área, los síntomas permanecerán, observando en el mejor de los casos, una leve mejoría.

El otro tratamiento vía láser, menos invasivo pero de igual manera ineficaz y riesgoso. Esta técnica se caracteriza por la utilización de un láser para romper la cápsula y la fibrosis, liberando así el material inyectado y permitiendo su absorción. Sin embargo, es totalmente imposible saber la cantidad de material que se podrá extraer mediante este procedimiento. Por lo general, se necesita de varios procedimientos para poder notar alguna mejoría.

Aunque tienen el fin de ayudar, ambos procedimientos representan riesgos para el paciente, por ejemplo, el láser tiene altas probabilidades de producir quemaduras en los tejidos internos y deformidad. Adicional a esto, la mayoría de pacientes quedan insatisfechos con la reducción de los síntomas que suele ser mínima; A esto se suma obviamente, los riesgos naturales de un procedimiento quirúrgico.

Sabiendo esto, es importante que las personas tengan la capacidad de diferenciar los diferentes procedimientos estéticos, por lo tanto es primordial que antes de tomar la decisión de someterse a alguna de estas prácticas quirúrgicas, informarse de los antecedentes de las mismas, sus etapas, las certificaciones y credenciales del equipo médico y su debida comprobación en las asociaciones gremiales y Ministerios relacionados con este sector.

Si su intención es aumentar el tamaño de sus glúteos, los dos procedimientos autorizados son la Gluteoplastia, que se refiere a la inserción de implantes de silicona o la Lipoinyección, método por el cual se inyecta grasa extraída del mismo paciente.

Recomendaciones cuando se estén usando biopolímeros

Es importante aclarar que en los casos donde los biopolímeros afortunadamente no estén generando molestias o síntomas y estén respondiendo adecuadamente al tratamiento inmunomodulador, es recomendable no someterse a procedimientos invasivos ya que estas pueden desenlazar en la aparición de los síntomas y molestias que se pretendían evitar en un inicio.

Para este tipo de personas las recomendaciones son:

                1-No inyectarse en los glúteos (esto aplica para analgésicos, vitaminas y otros)

                2-Tenga suma precaución para evitar golpes o heridas en los glúteos.

                3-Mantenerse atento a la aparición de síntomas.

Recuerde acudir a su médico en cualquier caso de sospecha e infórmese correctamente antes de someterse a cualquier procedimiento quirúrgico, no ponga su vida en riesgo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Dra. Ronmy Mendez

Dra. Ronmy Mendez author

cirujano plástico con Master en Docencia e Investigación en Salud.
Ver artículos

Déjanos tu comentario