Uno de los principales impedimentos que pueden tener las personas a la hora de realizarse cirugía estética son las cicatrices. Tienen miedo de que una intervención les deje marcas en la zona. No obstante, ¿hay un motivo real detrás esta preocupación?

La técnica y la tecnología en el campo de la cirugía estética han evolucionado muchísimo en los últimos años. Por ejemplo, la aparición del láser ha supuesto una auténtica revolución y minimiza muchísimo la posible aparición de cicatrices posteriores. Por otro lado, los procedimientos tienden cada vez más hacia un enfoque minimalista, es decir, se intenta maximizar los resultados con la mínima intervención. Un gran exponente de esta nueva vertiente es la lipoescultura, donde se realizan varios cortes pequeños en el área en vez de uno más grande.

De este modo se consigue minimizar todo tipo de secuelas en el cuerpo de los pacientes. Entre estas secuelas o efectos, se encuentran las cicatrices. Gracias a los grandes avances en la cirugía plástica, hemos podido reducir drásticamente la visibilidad de las posibles cicatrices.

Así pues, no debes preocuparte por este motivo si estás pensando en realizarte cualquier intervención. Si contactas con un profesional cualificado y con experiencia, seguro que obtendrás los mejores resultados sin el menor rastro de la intervención.

¿Deja cicatrices la cirugía plástica?

Cuando nos realizamos un corte, si es profundo, después tendremos una cicatriz al menos durante una temporada. Dependiendo de la profundidad del corte, de su cuidado y del posterior tratamiento, tendremos esa cicatriz durante más o menos tiempo. Incluso puede que la tengamos para siempre. Podemos encontrar aquí cierta similitud con la cirugía plástica.

A pesar del avance tecnológico y técnico, en muchos procedimientos tendremos una o varias cicatrices tras la operación. Sin embargo, un profesional experimentado tendrá la habilidad suficiente como para saber disimularlas o esconderlas. Para empezar, los cortes se suelen realizar en áreas que no estén a la vista para evitar precisamente la aparición de cicatrices visibles.

Aun así, se toman una serie de precauciones para tratar las cicatrices.

En primer lugar, existe una fase de prevención antes de la operación. Esta fase es muy sencilla, pues se trata de tener una buena hidratación en la piel. Para ello, podemos aplicar rosa de mosqueta o gel de aloe vera durante algunas semanas antes de la intervención. Además, se recomienda dejar de fumar si el paciente es fumador. El tabaco puede interferir en el proceso de curación y dificultar la cicatrización correcta.

En segundo lugar, también se tienen en cuenta unas medidas durante el procedimiento. Aquí, lo más importante será que el cirujano plástico sea habilidoso y tenga los conocimientos y experiencia suficientes en la sutura que está realizando. Las suturas en cirugía plástica están especialmente diseñadas para conseguir cicatrices lo más invisible posibles.

Finalmente, cuando se retiran los puntos, es clave realizar de nuevo una perfecta hidratación de la piel. Puedes ayudarte con cremas y tratamientos especiales para la cicatrización. Puedes hablar con tu médico para que proporcione consejos e instrucciones a seguir. El especialista también podría optar por aconsejarte otros medios, como la aplicación de ultrasonidos específicos, que junto con el drenaje linfático manual de la cicatriz se ha demostrado eficaz para este tipo de tratamientos.

¿Qué cirugías dejan cicatrices?

Como podrías esperar, hay algunas cirugías que tienen mayor riesgo de dejar cicatriz que otras. Sobre todo, suelen darse en procedimientos que abarcan grandes zonas de nuestro cuerpo. Por ejemplo, este es el caso de la abdominoplastia.

La abdominoplastia suele realizarse con una incisión larga desde una cadera a la otra, justo por encima del pubis. Además, se realiza otra incisión alrededor del ombligo, para separarlo de los otros tejidos de alrededor. Puede darse el caso de que se lleve a cabo una abdominoplastia de mayor tamaño y las incisiones serán también más pequeñas. Todo dependerá del resultado que se precise.

Como se trata de unos cortes largos, tendremos como consecuencia las cicatrices. Estas cicatrices pueden parecer empeorar entre los primeros 3 y 6 meses tas la operación. Esto se debe al periodo de curación y es totalmente normal. Deberemos esperar entre 9 meses y un año para que la cicatriz se aclare y se aplanen. Estas cicatrices no desaparecerán, pero no serán visibles, aunque solo se lleve un bikini o bañador. Se escoge el sitio perfecto y la sutura necesaria para tener un mínimo impacto en tu físico.

En otro tipo de operaciones, como una operación de pecho, también pueden darse cicatrices. Aunque estas cicatrices son permanentes, se harán menos visibles con el paso del tiempo. Además, el cirujano se encargará de disimularlas todo lo posible y realizar la incisión en su sitio no visible a simple vista.

¿Las cicatrices luego de la cirugía son permanentes?

Acabamos de ver cómo en algunos procedimientos quirúrgicos podemos tener cicatrices. Estas cicatrices irán suavizándose con el tiempo tras el proceso de curación. Si seguimos las indicaciones de nuestro especialista, ayudaremos a nuestro cuerpo a sanar esa herida y la cicatrización se realizará sin mayores problemas. Esto ayudará a dejar una cicatriz menos visible posteriormente.

Normalmente, las incisiones se realizan en sitios en los que se puede disimular la posible aparición de cicatrices. Y con la tecnología actual, estas cicatrices suelen ser finas y fáciles de tapar con ropa o con un poco de maquillaje.

No obstante, si no estás a gusto con estas cicatrices, tienes varias alternativas para deshacerte de ellas. Si hablas con tu médico, seguro que es capaz de ofrecer diferentes soluciones para eliminar esas cicatrices de tu cuerpo. El tipo de tratamiento elegido dependerá del aspecto y del tamaño de la cicatriz en cuestión, pero seguro que tu especialista es capaz de ofrecerte una solución.

La aparición de cicatrices y su aspecto dependen en gran parte de la habilidad de tu cirujano plástico. De nuevo, se hace patente la necesidad de contactar con un profesional de garantías, con la experiencia y el currículo adecuado para ofrecerte los mejores resultados en todo momento. Si quieres la mejor apariencia posible, contacta ya con un buen cirujano plástico.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de 10 000 operaciones con éxito