Tener un perfil estéticamente mejorado y eliminar los tumores nasales son las principales razones por la que las personas deciden operarse la nariz.

Para cualquiera de las dos razones en la que el paciente decide operarse tendrá un resultado distinto, es muy diferente recurrir a una rinoplastia por motivos estéticos que por la extirpación de un tumor. Si es por elección de estética, el paciente decide como tenerla, bajo las recomendaciones del cirujano, por lo que al finalizar la operación tendrá un resultado favorable en el que estéticamente se verá mucho mejor, al contrario con la extirpación del tumor nasal, el objetivo principal del cirujano es erradicar por completo el tumor y luego tratar de reconstruir la nariz de una manera favorable pero no al cien por ciento aceptable por el paciente.

La rinoplastia para la extirpación del tumor

En este caso  el paciente debe recurrir a un cirujano especializado en el que debe depositar toda su confianza, ya que entre cirujano y paciente deben de llegar a un acuerdo y saber cómo será el resultado final de la operación.

Estos tipos de tumores en la nariz se producen por mucha exposición de la piel al sol, al igual que la cara y el cuello que aún mantienen la mayor cantidad de casos en aparición de tumor, la nariz también refleja un aumento en casos de tumores por la radiación solar, la piel debe de estar protegida por protectores solares para evitar este tipo de problemas en un futuro.

En los últimos años se han visto más casos de tumores en la nariz, en la que los pacientes y cirujanos deben concentrarse más en la salud que en el aspecto del paciente ya que lo primordial es extirpar el tumor.

Lo esencial en la cirugía es la extirpación del tumor tratando de que no haya daños estéticos en la nariz del paciente, luego viene la reconstrucción de la nariz. Lo recomendable es detectar el cáncer  a  tiempo, porque habrá mejores resultados.

 Muchas personas con estos tipos de tumorcitos o apariciones de lunares acuden prematuramente al cirujano ya que están más concientizados en los problemas a futuro que podrían tener.

Operación a la nariz para una mejor apariencia

Este tipo de rinoplastia por tener una mejor apariencia es la más común por no decir la más famosa en las cirugías, ya que a diferencia de otras partes del cuerpo, la primera impresión está en el rostro.

Es por esto que los clientes potenciales para este tipo de cirugías están entre las edades de 20 a 40 años ya que son los más preocupados en su apariencia por motivos de trabajo , de status o seguridad con uno mismo.

¿Cuáles son las incomodidades que tienen los pacientes para realizarse una cirugía?

Los principales problemas de un paciente para realizarse una cirugía estética es porque tiene la nariz con punta ancha, de punta caída o de cuerpo prominente.

En estos casos la idea es no realizarse un cambio radical sino que la cirugía muestre un cambio moderado y que vaya de acuerdo a los rasgos del paciente sin exagerar el aumento o disminución de la nariz. Lo importante es que el paciente se sienta cómodo y pueda apreciar un cambio natural en su rostro.

Cirugía nasal por consecuencia de uso de las drogas

En este caso el consumo obsesivo de las drogas daña los tejidos nasales del paciente  que solo lleva a la perforación del tabique, como aspecto físico se muestra una nariz torcido y en otros casos hundida. Aquí los especialistas tienen doble tarea, primero saber que el paciente no volverá a consumir drogas ya que una cirugía estaría demás y segundo la reconstrucción de la nariz.

Rinoplastia por segunda vez

Aunque son pocos los casos porque  lo principal es acudir con un cirujano de confianza. Hay una cierta cantidad de pacientes que recurren a operarse la nariz por segunda vez puede ser por unos retoques extras que han quedado pendientes, por casos en que la cirugía era complicada o también porque no quedaron conformes.

Por estos casos los pacientes acuden por segunda vez, la recomendación es siempre saber cuál será nuestro resultado. No todos tienen el mismo problema a veces los cartílagos o los huesos de la nariz muestran complicaciones que solo los expertos te dirán cuál será la mejor solución.

Problemas en la nariz por el labio leporino.

Este es un defecto congénito en el que las soluciones se dan en los primeros meses para saber después si puede tener alguna operación estética. Cuando nace el bebe con labio leporino se requiere de dos operaciones, es recomendable consultar con un cirujano y un pediatra ya que a temprana edad no puede ser intervenido quirúrgicamente.

En este tipo de rinoplastia, en la primera operación se movilizan los cartílagos que están mal colocados y desplazados como consecuencia de la fisura, situándolos en la posición anatómica correcta. En la edad adulta, este paciente únicamente tendría que hacerse un leve retoque.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de 10 000 operaciones con éxito