Postoperatorio de blefaroplastia: La recuperación de la cirugía de parpados

Es una operación sencilla, no hay necesidad de quedarse internado, por lo que a las pocas horas del procedimiento, podrá irse a casa. Pasado los 2 o 3 días se retirarán los puntos del parpado inferior, y hacia los 7 días, los del parpado superior.

El médico usará unas gasas en suero que ayudarán durante las primeras horas a tapar los ojos. El uso de la manzanilla ayudará a desinflamar  y dará sensación de alivio al paciente. Podrás retirar temporalmente las gasas si deseas ver algo.

Habrá hinchazón en el área donde se hizo la operación, por lo que se puede usar hielo para reducir dicha hinchazón. Luego de la intervención la visión estará borrosa producto de que se aplicó pomada oftálmica de protección, esto es normal, por lo que al pasar unos días todo volverá a la normalidad.

Los párpados quedarán 1 o 2 mm entreabiertos, por eso es normal que los párpados no contacten al principio. Es importante que durante las primeras semanas del postoperatorio, se realice ejercicios frecuentes de cierre de los párpados. El médico dará las recomendaciones necesarias, como el colirio para reducir la irritación conjuntival y así se prevenir la conjuntivitis.

Será recomendable que en las primeras semanas se use gafas de sol para evitar cualquier contacto con el medio ambiente y por lo que la idea es evitar que se irrite. Las indicaciones del médico será importante.

Blefaroplastia: Las complicaciones que pueden surgir

Si bien es cierto el profesionalismo del médico, la habilidad, las condiciones preoperatorias, la calidad de cicatrización o el organismo del paciente, todo en su conjunto dependerá el resultado de esta operación. Una intervención de cirugía, siempre lleva riesgos, a pesar de que intervención se realice con toda minuciosidad y cuidados

A continuación mencionaremos los riesgos, que entre ellos estará:

Infección: Uno de los casos más comúnes será la conjuntivitis, el cual el médico hará las indicaciones necesarias para evitarlo.

Sequedad ocular: No es común que se suceda, pero puede haber alteraciones en la secreción de lágrimas. El médico indicará el tratamiento de colirios humectantes.

Hemorragia: Es factible que haya una hemorragia postoperatoria. Lo normal es que el sangrado no sea en cantidades mayores.

Dificultad para el cierre palpebral: Puede haber dificultad para el cierre completo de los párpados. Si esta se torna grave, habría que realizar una corrección quirúrgica.

Visión doble: Durante la cirugía puede haber un riesgo de lesionar alguno o algunos los delicados músculos intrínsecos que mueven el ojo. A consecuencia de esto se podría originar estrabismo.

Fibrosis: Se puede presentar casos sobre la calidad de cicatrización del músculo orbicular, esta puede ser alterada, en relación a una fibrosis, como consecuencia afectará al cierre de los párpados por retracción del párpado inferior. Es raro que suceda, pero si se da el caso se trataría con un colirio ideal para prevenir la sequedad de la conjuntiva, también se hará masajes y ejercicios de cierre activo de los párpados, hasta restablecer el funcionamiento del músculo orbicular.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 valoraciones, promedio: 2,00 de 5)

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de 10 000 operaciones con éxito