Escríbenos: 999-488-746 Reservar cita
blog-img

La cirugía de cambio de sexo

Las operaciones relacionadas con el cambio de sexo han aumentado de manera considerable durante los últimos años. Este es un dato que no nos sorprende. Nos encontramos en una sociedad cada vez más liberal y aquellas personas que se sienten que están encerrados en el cuerpo del sexo opuesto ven una oportunidad única. Por fin, pueden resolver su complicada situación gracias a la cirugía. Por tanto, podemos ver una doble vertiente en las razones por las que cada vez más personas cambian de sexo: los grandes avances en la cirugía moderna y la apertura de nuestra sociedad. Sigue leyendo para descubrir más sobre la cirugía de cambio de sexo.

Procedimiento para el cambio de sexo

Podríamos definir el cambio de sexo como esa cirugía que utilizan los transexuales para obtener una correspondencia adecuada entre su identidad sexual y el sexo de su cuerpo. Por lo general, se centra en una reconstrucción genital, que puede ser según el caso una vaginoplastia o faloplastia.

Sin embargo, también debemos apuntar que en la mayoría de casos el cambio de sexo no solo se reduce a la reconstrucción genital. Se llevan a cabo otro tipo de intervenciones y lograr así una mayor semejanza con el sexo que se busca tener anatómicamente. Así pues, las personas que buscan un cambio de sexo también suele optar por cirugías como las mastectomías o las cirugías faciales.

Si un hombre quiere conseguir la apariencia física de una mujer, el procedimiento en cuestión será la vaginoplastia. En este proceso, el cirujano utiliza injertos cutáneos para construir una vagina artifical.

Las mujeres que quieren obtener una apariencia de  un hombre recurren al proceso conocido como faloplastia. Esta intervención consiste en crear un pene artificial. Esto se consigue gracias a procesos de microcirugía. Hoy en día podemos otorgarle al nuevo pene una función eréctil y sensibilidad erógena.

Durante las últimas dos décadas, el cambio de sexo ha evolucionado muchísimo, aunque ya se lleva practicando desde mediados del siglo XX. Actualmente, ya podemos decir que conseguimos resultados muy satisfactorios y se recrean las funciones semejantes a los órganos genitales originales y la sensibilidad erógena. Esto ha supuesto un gran paso adelante para la normalización de la transexualidad y las operaciones de cambio de sexo.

Además de la cirugía, también tenemos que tener en cuenta otros procedimientos durante todo este proceso de cambio de sexo. Cada uno de los pasos que se dan en este sentido es realmente importante y se tiene que ir con mucho cuidado.

Desde el primer momento, el paciente deberá estar apoyado por equipo de médicos, como cirujanos, endocrinólogos o psicólogos, pues el cambio al que se someten estas personas es radical, tanto a nivel físico como psicológico.

Poco después de su decisión definitiva de cambio de sexo, el paciente deberá empezar con tratamientos hormonales, esenciales para el proceso de cambio anatómico como el psicológico en el caso de personas con trastornos de identidad sexual. Si nos basamos en un punto de vista meramente médico, estas hormonas son vitales para adaptar a la persona a su nuevo género.

Por ejemplo, en el caso de una mujer que quiere ser un hombre, el paciente verá cómo su cuerpo sufre una serie de cambios con esta hormonación: un tono de voz más grave, mayor fuerza, aumento de peso, más vello facial y corporal, atrofia mamaria leve o descenso del volumen adiposo de las caderas. La respuesta a este tratamiento depende de la herencia genética del paciente, por lo que es posible que los efectos máximos de la hormonación no se vean hasta pasados uno o dos años.

Factor psicológico ¿Sentirán arrepentimiento los pacientes que decidan hacerse este cambio?

Como ya hemos visto, cualquier persona que tenga transexualidad o disforia de género debe ser evaluada psicológicamente. Esta evaluación vendrá acompañada por un seguimiento que no se detendrá durante todo el proceso. En este sentido, debemos comprobar que este proceso de identidad cruzada no sea un malentendido o se haya confundido con otro problema o incluso que la persona se encuentre en una situación psicológica inestable. Cada caso será diferente y debemos analizar con cuidado cada persona que quiera realizar este tipo de intervención.

En general, la mayoría de transexuales que han realizado un cambio de género se sienten satisfechos tras el cambio. Algunos pueden estar algo descontentos con su aspecto. Tenemos que tener en cuenta que la cirugía o la manipulación corporal no van a cambiar totalmente el aspecto de una persona y puede que queden características de su antiguo género. En todo momento, el paciente debe ser consciente del resultado que puede esperar tras todo este proceso.

También es muy importante que la persona pueda llevar bien la presión social a la que estará sometida. Por mucho que esta sociedad haya evolucionado, no todo el mundo es igual de liberal. Además, también tenemos que tener en cuenta otros factores como la fuerte presión de la sociedad sobre la apariencia física. Esto puede suponer un problema durante este proceso si no se obtiene ayuda y respaldo psicológico.

Sin embargo, la gran mayoría de personas que se someten a este cambio acaban muy contentos porque pueden vivir a gusto con un cuerpo acorde a su identidad sexual. Solo así podrán tener una relación realmente cómoda con su ambiente y la gente de su alrededor, así como con ellos mismos.

¿Qué se recomienda a los pacientes antes de realizar la cirugía de cambio de sexo?

Antes de realizar esta cirugía de cambio de sexo, el paciente tiene que estar totalmente seguro de que eso es lo que quiere. El grupo de psicólogos le ayudarán a entender todos los riesgos e implicaciones que supone este gran cambio. Una vez comprenda todos los factores en juego, podrá tomar realmente esta decisión.

Por otro lado, antes de pasar por quirófano, el paciente debe de seguir una serie de pasos. Por ejemplo, se recomienda que viva un tiempo en el otro sexo. Debería vestirse y tener una conducta acorde al sexo opuesto. Es una gran manera para ver de primera mano si se sentiría realmente cómodo en su lugar y con esa identidad sexual. Tras este paso, se procederá a la terapia hormonal y la persona podrá ver poco a poco los cambios que se producen en su cuerpo.

Como puedes ver, se trata de un paso muy importante en la vida de cualquier persona que se decida a tomarlo. Debe estar bien seguro  y recibir la ayuda que necesita para superarlo en todo momento. Además del equipo médico, el apoyo de amigos y seres queridos será totalmente crucial. Es un proceso que puede resultar traumático y necesita todo el respaldo del mundo. Si estás pensando en el cambio de sexo, infórmate bien y consulta a profesionales.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Dra. Ronmy Mendez

Dra. Ronmy Mendez author

cirujano plástico con Master en Docencia e Investigación en Salud.
Ver artículos

Déjanos tu comentario