¿Cómo mantener un rostro juvenil a través de la cirugía?

Cada día es mayor el número de personas que se preocupan por mantener en plenitud su apariencia física y llevar un estilo de vida saludable. Para ellos, uno de los mayores centros de atención está en su rostro, pues es una parte del cuerpo que siempre va descubierta y si posee algún defecto, incluso al tratar de disimularlo con maquillaje, siempre va a ser de gran notoriedad. El rostro es la carta de presentación … Continúa leyendo ¿Cómo mantener un rostro juvenil a través de la cirugía?

Cada día es mayor el número de personas que se preocupan por mantener en plenitud su apariencia física y llevar un estilo de vida saludable. Para ellos, uno de los mayores centros de atención está en su rostro, pues es una parte del cuerpo que siempre va descubierta y si posee algún defecto, incluso al tratar de disimularlo con maquillaje, siempre va a ser de gran notoriedad. El rostro es la carta de presentación de cualquier persona, en éste se refleja la edad, la personalidad y obviamente las marcas del envejecimiento que la mayoría no ve con agrado, razón por la cual recurren a diferentes métodos que les permita prolongar su lozanía y juventud.

El envejecimiento del rostro no se puede escapar el paso despiadado del transcurrir de los años, pues comienza a estirarse la cara y el cuello, aparecen las indeseables patas de gallo. Las delgadas marcas de la frente se convierten en surcos y sin darse cuenta las líneas se acentúan. El surco de la mandíbula empieza a correrse de lugar y aparece la papada. Asimismo, surgen marcas verticales en la parte frontal del cuello. Pero, sin duda alguna, los principales aceleradores del envejecimiento son los valores hereditarios, algunos hábitos personales y las exposiciones climáticas, especialmente a los rayos del sol.

Naturalmente con el paso del tiempo, el cuerpo humano va perdiendo grasas que rellenan la piel, así como también la elasticidad, hidratación y frescura, por eso comienzan a aparecer de manera paulatina algunas arrugas y síntomas de resequedad. Pero gracias a los avances de la ciencia, hoy existen diversos métodos de rejuvenecimiento facial a través de la cirugía. Y aunque existen infinidades de cremas que ofrecen solucionar estos problemas con resultados rápidos, algunas o muchas de ellas no funcionan como lo ofrecen.

Para alegría de todos, hoy la cirugía estética ayuda a mitigar el inclemente paso de los años. Justamente allí aparece como protagonista el procedimiento de rejuvenecimiento facial que se realiza mediante técnicas de estiramiento y recorte de la piel, para ajustar la tensión muscular del rostro y del cuello.  En la mayoría de los casos, se logra combinar la cirugía de rejuvenecimiento facial con la elevación de cejas y de párpados para brindar un mejor resultado estético.

Una década atrás, la misión del lifting consistía en eliminar pliegues y líneas de expresión. Pero en la actualidad, esta cirugía además de alcanzar la lozanía de la piel, busca también mejor la posición de las estructuras anatómicas, con la finalidad de que el aspecto del paciente se vea con mayor naturalidad.

Los resultados, quizás pueden permanecer alrededor de una década. Pero todo va a depender del tipo de cirugía que sea aplicada, las condiciones de salud del paciente y su forma de envejecimiento. Los principales beneficios de este tipo de intervenciones comprenden la restauración de la línea de la mandíbula, estructura del ángulo del cuello, disminución de la parte debajo de la barbilla, mejoras en la composición de la mejilla para un rostro juvenil.

Tipos de cirugías para conquistar la juventud del rostro

Si resulta de su interés este tipo de tratamientos estéticos, a continuación explicaremos detalladamente en qué consisten las cirugías para un rostro juvenil.

Estiramiento fácil, lifting o ritidoplastia. Busca mejorar la apariencia de cara, cuello y papada. La piel del rostro es separada y estirada del músculo, para arriba o abajo como mejor se vea según el caso del paciente, eliminando así todas las arrugas y devolviendo su aspecto juvenil, terso y fresco.

Esta cirugía no puede tener un tiempo estimado específico, pues esto va a depender de las reformaciones y retoques que se requieran. En algunos casos podría tener una duración de más de seis horas, pero esto no quiere decir que sea así por presentarse alguna complicación, esto se debe a que quizás requiera de mayor tiempo para culminar de esculpir todos los detalles del rostro. Pero si el caso consiste en intervenir solo el rostro de manera parcial, este procedimiento se realizará con anestesia local y tendrá menor duración. En el caso de que el paciente amerite una cirugía facial total se aplicará anestesia general. Es importante resaltar que no se perciben las cicatrices y que las mismas quedan ocultas debajo del cuero cabelludo. Al culminar la cirugía el rostro permanecerá vendado para reafirmar los tejidos del mismo.

Elevación de las cejas. Este es un método aplicado en la cirugía estética que consiste en subir un poco las cejas para brindar mayor naturalidad y frescura al rostro. Este procedimiento quirúrgico permite mejorar la lozanía de la piel sobre los ojos, y en el caso de las féminas, ayuda a brindar una forma más agradable a sus miradas. La intervención se realiza con pequeños cortes a los lados de las cejas.

Es muy conocido que uno de los primeros signos de envejecimiento se puede detectar en los ojos. Esto se empieza a notar con el paso de los años, cuando las personas muestran ojos cansados. Otro de los síntomas es la pérdida de la firmeza de la piel de arriba y de abajo de los párpados que empieza a ceder. También comienzan a descender las cejas en la parte de los lados, después de los 30 años de vida, esto propicia la caída de los párpados y la apariencia de cansancio en la mirada.

Blefaroplastia superior o cirugía de los párpados. Este es un método que consiste en retirar un fragmento colgante de la piel, además de la grasa del párpado superior con la finalidad de propiciar una apariencia más fresca de los ojos. En el caso que se intervenga únicamente los párpados superiores se llama blefaroplastia superior, en cambio si se trata de los inferiores se llama blefaroplastia inferior, pero si se involucran tanto los inferiores como los superiores, se denomina blefaroplastia de cuatros párpados. Justamente en los párpados es la parte del rostro donde se comienza a perder flacidez. Por ello comienzan a perder la firmeza de su textura. De igual manera, los depósitos de grasa empiezan a inclinarse mientras se va debilitando la anatomía de los párpados.

Blefaroplastia o cirugía de los párpados inferiores. En esta operación estética de forma minuciosa se retira una parte sobrante de la piel y de la acumulación de grasa del párpado inferior con la finalidad de crear una apariencia más limpia y lozana en la mirada. Esta consiste en realizar una incisión precisa debajo del arco de las pestañas inferiores, donde se puede ocultar de la vista. Se eleva un poco el músculo y la piel cercana, con el objetivo de es exponer la grasa que frecuentemente se inclina por debajo de los ojos, luego de que la grasa es extraída, el especialista reestructura la piel eliminando el exceso. Esto hace que el tejido muscular el músculo se eleve y sobresalga para soportar la tensión del párpado inferior por un prolongado período de tiempo.

¿Qué otras alternativas hay para tener un rostro joven?

En la actualidad son muchas las opciones, pues se ha puesto muy de moda utilizar otras formas de rejuvenecer el rostro sin necesidad de pasar por las molestias, miedos y mitos de un quirófano. Esto viene muy bien para aquellas personas que no confían o tienen miedo a este procedimiento, y por si fuera poco los resultados obtenidos cada vez son mejores y más esperanzadores.

Láser. Esta es una de las formas más utilizadas del rejuvenecer el rostro. El láser usualmente es empleado para descartar cicatrices, ya bien sea por consecuencias de cirugías o de acné. Lo cierto es que la cicatriz no se desvanece completamente, pero ésta resulta mucho menos visible y acentuada.

Radiofrecuencia facial. Con este innovador tratamiento se logra mejorar la producción de colágeno y la elastina, las cuales son las sustancias que rellenan las arrugas y hacen que la piel se encuentre limpia, respectivamente.

Mesoterapia virtual. Este procedimiento se emplea también para eliminar la celulitis y algunos casos para solucionar problemas relacionados con el cuero cabelludo. Sin embargo, también se ha utilizado para disminuir surcos y marcas del rostro y otras partes del cuerpo, con excelentes resultados.

Botox o toxina botulínica. El mágico invento de los últimos tiempos. Este vino a destituir de la competencia a los métodos anteriores puesto que actúa de manera segura, rápida, con éxito y eficacia sobre los surcos y pliegues faciales. Se impone con gran notoriedad debido a la inmediatez de sus efectos reales sin necesidad de operaciones estéticas ni reposos tediosos. Se ha comprobado que los pacientes entre 30 y 70 años que han utilizado la toxina botulínica han logrado disfrutar de una apariencia más tersa y suave en la piel de su cara.

La grasa, material de relleno. Es quizás lo más novedoso para rellenar arrugas en diversos puntos críticos del rostro. Digamos que se trata de eliminar de donde sobra y colocar donde falta. Es la base de la técnica conocida como lipotransfer (transferencia de grasa autóloga), el mismo procedimiento que se emplea para esculpir el cuerpo. Consiste en extraer cierta cantidad de grasa, luego se trata con la finalidad de mantener las células grasas más nuevas y eliminar la cantidad de sangre, y finalmente se infiltra en el rostro como sustancia de relleno. Este paso presenta el beneficio de no contraer alergias o enfermedades, debido a que es una sustancia del propio cuerpo, la limitación de este método es que la grasa tiende a ser reabsorbida de manera natural, por lo que impide una gran precisión en la cantidad de material para rellenar y esto supone la aplicación de retoques ulteriores.

¿Qué frutas son recomendables para una piel radiante y un rostrolas-frutas-para-tener-un-rostro-juvenil juvenil?

Para nadie es un secreto reconocer las maravillosas propiedades, vitaminas y nutrientes que contienen las frutas.  Por tal razón, éstas representan un germen de belleza infinita, que propicia el cuidado de la piel, textura, limpieza, brillo y lozanía. El consumo diario de frutos sugiere una excelente manera de aprovechar sus magníficas virtudes las cuales también son aplicadas al campo de la belleza y la cosmetología, puesto que brindan grandes beneficios para la hidratación, exfoliación y un rostro juvenil.

El Aguacate. Es uno de los mejores aliados para reconstruir la piel con síntomas de resequedad, opacidad y envejecimiento. Este, también llamado el fruto verde de la belleza ofrece entre sus nutrientes ácido fólico, vitaminas C, B6, A, E, además de oleos esenciales es perfecto para limpiar el rostro, nutrirlo y brindar hidratación y brillo necesarios.

La Naranja. Su gran aporte de vitamina C, convierte a este cítrico en una de las frutas por excelencia para cuidar la piel y mantenerla bella, pura y radiante. Es un reconocido antioxidante que retrasa la degeneración de las capas de la piel, que al mismo tiempo propicia la producción de colágeno, logrando que la piel recupere mayor firmeza. Además, la corteza de la naranja se utiliza exitosamente para higienizar la piel y combatir los puntos negros.

La Sandía. Su empleo sobre la piel como tratamiento dermatológico resulta excelente para la humectación profunda de la piel. Está tiene grandes fuentes de vitamina A y C, por lo que, ayuda a recuperar el brillo y la sensación de suavidad de la piel. Está compuesta por grandes dosis de agua y se recomienda especialmente para combatir la sensibilidad y la grasa en la piel. Además de esto, en caso de que el paciente presente acné, se puede aplicar una mascarilla a base de este mismo fruto para excluir impurezas, toxinas y combatir todos los síntomas de esta patología dermatológica.

Los Frutos rojos. Todos estos tienen un gran poder defensivo en la piel, frente a la existencia de los radicales libres, los cuales propician la degeneración de la misma. Los frutos rojos; fresas, cerezas, moras, ciruelas, arándanos, entre otros, son ricos en vitaminas, fibra y antioxidantes, por lo que advierten la oxidación de la piel y la aparición de surcos prematuros y las conocidas patas de gallo.

La Papaya. Esta es una fuente inagotable de propiedades, vitamina C, betacaroteno, entre otros que son magníficos para garantizar una buena reproducción celular y combatir el envejecimiento de la piel y tener un rostro juenil. De igual manera, su resultado renovador, la transforma en un componente natural muy eficaz contra las manchas y la opacidad de la piel. Otra de sus grandes ventajas para la piel es la humectación de la misma, un excelente exfoliante y también ha demostrado buenos resultados para combatir el acné.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en valorar el post)

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de 10 000 operaciones con éxito