Escríbenos: 999-488-746 Reservar cita
blog-img

Las afecciones de la piel durante el embarazo

El embarazo es un estado maravilloso, pero en el que se producen muchísimos cambios en el cuerpo de la mujer. Por ejemplo, podemos observar cambios en la piel y en el pelo. Esto es debido sobre todo a las modificaciones hormonales, inmunológicas y bioquímicas que se producen. En este sentido, es importante poder diferenciar el tipo de afecciones fisiológicas propia de la gestación y las patológicas. A veces, el obstetra o ginecólogo necesitará la ayuda de un dermatólogo para catalogar las lesiones que pueden aparecer en la piel de una embarazada.

Se conoce como dermatosis del embarazo al conjunto de afecciones de la piel que se producen durante la gestación y que tienen características similares. En el artículo de hoy, repasaremos las afecciones más frecuentes que se dan en las mujeres embarazadas y veremos qué podemos hacer para tratarlas y cuidar nuestra piel.

¿Qué problemas presenta la piel durante el embarazo?

En primer lugar, trataremos el herpes gestationis. Tiene una incidencia variable y suele afectar a las mujeres que ya han tenido más hijos, con un mayor porcentaje entre las mujeres de raza blanca.

Esta afección consiste en la aparición de un picor o prurito que precede a lesiones ampollosas o urticaria en la piel. Este tipo de lesiones se suelen localizar en el abdomen, sobre todo alrededor del ombligo, y se extienden de forma centrífuga al resto del cuerpo. No llega a afectar a la zona del rostro o mucosas. Así pues, estas lesiones aparecen con forma circular y se acaban transformando en vesículas o ampollas con contenido transparente. Normalmente, se produce cierta remisión en los últimos meses del embarazo, aunque vuelve a aparecer en el momento del parto o postparto.

Se ha determinado que su origen es autoinmune y se debe a la producción de anticuerpos que combaten la membrana basal durante todo el embarazo.

En segundo lugar, encontramos la erupción polimorfa del embarazo, que es la dermatosis más frecuente en mujeres embarazadas. Se calcula que se produce en una de cada 150 embarazados y sobre todo afecta a las mujeres con el primer embarazo. Las mujeres embarazadas de gemelos suelen ser más propensas a esta erupción.

Este problema empieza por un picor intenso e insoportable de día y de noche. Tras unas semanas, aparecen ciertas lesiones en la piel con forma de pápulas. Estas lesiones se pueden identificar porque están un poco inflamadas, son elevadas y de color rojo. Estas pápulas evolucionan hasta formar placas delimitadas que pueden acabar en vesículas, pero no en ampollas.

Se producen en la zona del abdomen y caderas, pero no alrededor del ombligo. Luego, se extiende por el tronco y las raíces de las extremidades. Se desconocen sus causas, pero parece tener relación con la aparición de estrías porque suelen compartir las mismas zonas.

En tercer lugar, la foliculitis es una erupción en forma de pequeños granos que producen mucho picor. Suele extenderse por todo el cuerpo, aunque se concentra en abdomen y mamas. Empieza a partir del segundo trimestre y desaparece de forma espontánea tras el parto.

Aunque su origen es desconocido, se ha identificado como una reacción acneiforme porque se parece mucho al acné y se cree producida por las alteraciones hormonales durante el embarazo.

En cuarto lugar, el prurigo del embarazo se da en 1 de cada 300 embarazos. Normalmente, aparece en el primer trimestre del embarazo, aunque también se puede dar en el segundo. Son unas lesiones palpables y elevadas con menos de 1 cm de diámetro y ciertos nódulos rojos en la piel. Suelen producir mucho picor y aparecer en brazos y piernas.

Se desconoce la causa, aunque se piensa que se debe a los propios cambios del embarazo.

Finalmente, la colestasis del embarazo suele aparece durante el último trimestre del embarazo. Suele caracterizarse por un gran picor o prurito y produce lesiones por rascado. Es decir, las lesiones no son producidas por esta afección, sino que son causadas por la acción de la embarazada. Primero, el picor aparece en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Después, se extiende a piernas, brazos, tronco y la cara. A veces, puede venir acompañada de ictericia, orina más oscura y problemas de mala absorción de la grasa.

¿Cómo tratar las afecciones de la piel durante el embarazo?

Si sufres cualquiera de estas afecciones de la piel durante el embarazo, es importante que acudas a tu médico de confianza cuanto antes. La mayoría de afecciones de la piel no son de mayor preocupación, pero habrá ocasiones en las que necesitarás intervención médica. En muchos de los casos aquí comentados, será necesario un tratamiento tópico con corticoides y antihistamínicos. El uso de corticoides durante el embarazo no afecta al bebé, así que no debes preocuparte en este sentido.

En cualquier caso, tu médico puede necesitar la ayuda de un dermatólogo para poder realizarte pruebas médicas más especializadas. En el hospital o clínica, sabrán identificar el problema y tratarlo convenientemente. Es importante que evites rascarte la zona afectada, aunque en la mayoría de ocasiones el picor sea elevado.

Conclusiones para una mejor piel en el embarazo

Muchas mujeres pasan por una época excelente para su piel durante su embarazo. Tienen la piel sana, con mayor luminosidad y sin acné. Sin embargo, muchas otras sufren cambios no tan placenteros y que pueden llegar a ser importantes tanto para su salud como para la de su hijo.

Durante estos meses, la limpieza es clave y deberemos extremar los cuidados. También deberemos beber al menos un litro de agua al día y ponerse protector solar si estamos mucho tiempo expuestas. Las hormonas del embarazo estimulan la producción de melanina, la sustancia que pigmenta la piel y algunas partes del cuerpo pueden oscurecerse más. Esto ocurre sobre todo en la cara.

Si queremos evitar otros problemas tan comunes como las estrías, deberemos utilizar un hidratante en la zona principal: el abdomen y los muslos. Hazlo entre una y dos veces al día.

Por último, no olvides de cuidar tampoco tu pelo, aunque es probable que lo notes más fuerte que nunca. Muchas mujeres experimentan menos caída de cabello. No obstante, esto puede aumentar tras el parto.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Dra. Ronmy Mendez

Dra. Ronmy Mendez author

cirujano plástico con Master en Docencia e Investigación en Salud.
Ver artículos

Déjanos tu comentario